Los precios de los productos típicos navideños, al alza

Los alimentos más típicos de la Navidad como la fruta, la carne y el marisco, experimentan una subida de los precios a medida que se acercan las fiestas, y está previsto que continúe incrementándose durante este fin de semana

precios
Cigala Gallega: de 59'90€/kg a 59'90€/kg

A tan solo unos días de la Nochebuena, la cesta de la compra ya nota el incremento de los precios de los alimentos más consumidos en estas fechas, por lo que los bolsillos de los salmantinos pueden verse afectados si no han sido previsores. Los mariscos, como el besugo o el rape; las carnes, como el tostón; y el melón y la piña, en el apartado de las frutas, son, hasta la fecha, más caros que hace dos semanas.

Esta subida de precios, que ya se puede percibir en los supermercados, está prevista que se acreciente aún más durante el próximo fin de semana. Tal y como apunta Cándido González, propietario de la frutería que lleva su mismo nombre situada en el Mercado Central de Salamanca, “los precios suelen alcanzar el valor más alto dos o tres días antes de la Navidad”.

Las razones de la subida

Respecto al género, Cándido afirma que el aumento de los precios se debe a que las frutas —como las uvas, los melones o las piñas— se recolectan con una anterioridad que puede ser incluso de meses. Por ello, se guardan en cámaras frigoríficas para garantizar su adecuada conservación.

Los costes derivados de este proceso repercuten tiempo después, como en las fechas próximas a Navidad, sobre el importe al que se venden los productos al consumidor.

La escasez como factor clave

Sin embargo, ésta es solo una de las muchas razones que entran en juego a la hora de subir los costes. La principal y la más obvia es que, al aumentar la demanda de este tipo de alimentos, el precio también lo hace. Situación que se nota más cuando un producto escasea.

Éste es el caso de la cigala gallega, cuyo importe se sitúa durante semanas en torno a los 59’90 euros el kilo y con vistas a que aumente en los próximos días. Desde el puesto de Agrupesca, empresa dedicada a la venta de pescados y mariscos, señalan que su elevado importe se debe a que “este año apenas hay”.

A pesar de que los productos cárnicos no escasean, lo cierto es que su precio también aumenta a medida que se van acercando los eventos navideños. Un ejemplo de ello es el tostón, que ha pasado de costar 45 euros la unidad a 55 euros la pieza en un lapso de tiempo de sólo dos semanas. Algo similar sucede con otros productos, como el cabrito y el lechazo, de acuerdo con Jesús Martín, empleado de la carnicería Carlos Macías.

Compras con antelación

Ante el encarecimiento de los alimentos, la mejor arma del consumidor es la previsión. Así, con el objetivo de adelantarse a la subida de los precios, los salmantinos compran algunos de los productos que van a emplear para realizar las cenas de Nochebuena y Nochevieja, así como las comidas de Navidad y Año Nuevo, con cierta antelación.

Las carnes son un buen ejemplo de ello debido a su fácil congelación en el hogar. No obstante, los salmantinos prefieren comprar las frutas a última hora, según explican los comerciantes del Mercado Central, para asegurarse de que su estado sea el más óptimo cuando llegue el momento de consumirlas.

Mantienen su precio

Lejos de lo que se pueda pensar en un primer momento, el aumento de precios no es común a todos los alimentos típicos de estas fechas. Productos ‘gourmet’ como el queso de oveja con trufa o el queso de naranja y mango no varían su importe a pesar de que se acerque la Navidad.

Sin embargo, Cristina González, propietaria de la tienda que lleva su mismo nombre ubicada en el Mercado Central, comenta que sí percibe un aumento en las ventas de sus productos. “Esta semana es la que más se nota, sobre todo en la demanda de patés, piñones y especias”.

¿Anticipa sus compras de Navidad?

precios
Enrique Iglesias

Enrique Iglesias: “Yo hago mis compras de Navidad con antelación porque los precios van subiendo según pasan los días, aunque ya todo está caro. Por ello, hay que aprovechar las mayores oportunidades. De esta semana a la anterior, ha habido una subida de cuatro euros en en el tostón. En estas fechas, suelo comprar embutidos como jamón, lomo, queso y chorizo; todos ibéricos. También compro cochinillo, tostón y cabrito”.

 

precios
Mª Carmen Tirado

Mª Carmen Tirado: “Prefiero hacer mis compras de Navidad al final porque no me gusta congelar.  Aunque sí noto la subida de los precios, para mí merece la pena. Entre mis productos favoritos están el cabrito, el besugo, la merluza y el marisco. También los entremeses. Lo normal. Además, suelo comprar en el Mercado Central y soy fiel a los puestos cuando se trata de comprar la carne o el pescado, por ejemplo”.

 

precios
Mª Antonia Varas

Mª Antonia Varas: “Este año, voy con un poco de retraso aunque suelo hacer mis compras de Navidad con antelación para evitar la aglomeración de gente que hay los últimos días; no tanto por la subida de los precios. Por otra parte, en Navidades me gusta comprar un poco de marisco, tostón o cordero, normalmente, y lo hago en el Mercado Central de Salamanca o en el supermercado, según me venga mejor en cada ocasión”.

 

precios
Teresa Martín

Teresa Martín: “Hago mis compras de Navidad unos días antes y la verdad es que no noto mucho la subida de los precios. Suelo comprar pescado como el bacalao y de carne, el lechazo. Además, lo hago en el mercado porque me gusta más, al ser todo más fresco, y el trato también es más cercano. Aunque no soy de Salamanca, vengo mucho y siempre que visito la ciudad paso por el Mercado Central a comprar algo”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*