El Banco de Leche Materna contará con un punto de distribución en Salamanca

El Banco de Leche Materna contará con un nuevo punto de distribución en Salamanca que comenzará a funcionar a partir del próximo miércoles, 12 de diciembre

Leche

Desde que se creara en el año 2015, el Banco de Leche Materna de Castilla y León ha dedicado sus esfuerzos a que los niños nacidos en la Comunidad que lo precisen tengan acceso a la leche materna. Un servicio que hasta ahora estaba disponible en todos los hospitales de Castilla y León con UCI de neonatología de nivel III a excepción de Salamanca y León. Sin embargo, el objetivo de que estuviera presente en ambas ciudades se ha logrado con la apertura de dos nuevos puntos de distribución. En el caso de la ciudad charra, el Hospital de Salamanca recibirá los primeros envíos de leche a partir del próximo miércoles, 12 de diciembre.

Gracias a las donaciones voluntarias y altruistas de 112 mujeres, el Banco de Leche de la comunidad autónoma ha logrado beneficiar a 212 bebés receptores. Así, de acuerdo con los datos facilitados por la Junta de Castilla y León, “se han manejado para este fin 472 litros de leche materna“. Sin embargo, con la apertura del nuevo punto en Salamanca, así como el de León, desde la entidad apelan a la solidaridad de las madres donantes. El motivo reside en que se requiere “más que nunca su ayuda para garantizar la cobertura a los nuevos puntos de distribución de la Comunidad”.

Cómo ser donante

Los requisitos para colaborar como donante consisten en ser cualquier mujer esté amamantando a su hijo de una forma satisfactoria. Además, es necesario que no tenga problemas de salud y lleve un estilo de vida saludable. Puesto a que el Banco de Leche Materna de Castilla y León está coordinado por la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, las donaciones se realizan a través de la consulta situada en la misma. Estas pueden hacerse una vez que la lactancia de su hijo esté bien establecida y hayan pasado tres o cuatro semanas desde el parto.

En primer lugar se realiza una consulta inicial en la que se lleva a cabo una entrevista personal y un análisis de sangre. Posteriormente, se le facilitará a la donante todo el material que necesita para poder hacer las extracciones en su casa. Mientras las primeras entregas de leche se realizarán en la consulta situada en el Río Hortega, una vez se haya implantado el proceso de donación, la donante podrá solicitar el servicio de recogida de leche en el domicilio.

Los beneficios de la leche

Tal y como afirman desde la Consejería de Sanidad, “la leche donada se administra a los recién nacidos hospitalizados que no disponen de leche de su propia madre”. Así, los principales beneficiarios son los bebés prematuros que cuentan con un peso inferior a los 1.500 gramos. Aunque también aquellos cuya edad gestacional es inferior a las 32 semanas. Por otra parte, la leche “también se emplea en la asistencia de otros pacientes como bebés con retraso de crecimiento intrauterino severo”.

De acuerdo con las informaciones aportadas por la Consejería de Sanidad, la recepción de esta leche supone una diferencia cualitativa clave en su desarrollo. De esta forma, el servicio ofrecido por el Banco de Leche Materna de la Comunidad es “fundamental para su recuperación y evolución física por ser el producto que mejor se ajusta a sus necesidades nutricionales”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*