“El IDES lanzará un nuevo proyecto de participación ciudadana”

Fundado en el año 2009 con el apoyo de la Diputación de Salamanca, el Instituto de las Identidades celebra su décimo aniversario con el compromiso de continuar velando por las tradiciones de la provincia

Juan Francisco Blanco, director del Instituto de las Identidades.
Juan Francisco Blanco, director del Instituto de las Identidades.

– Recientemente, el Instituto de las Identidades (IDES) ha celebrado su décimo aniversario, ¿qué significa este centro para la conservación de la cultura salmantina?

– Desde que se creó en el año 2009, el IDES ha sido la garantía de que hay una institución pública que vela por el patrimonio inmaterial de la provincia. Todos los salmantinos tenemos la obligación y, también, el derecho de exhibir al mundo una de las herencias más envidiadas en lo que respecta a la etnografía, como no hay otra en toda Europa.

– Esa es, precisamente una de las máximas del Instituto: lograr que la tradición no se diluya con el paso del tiempo. ¿Qué acciones lleváis a cabo?

– El IDES cuenta con cuatro áreas diferenciadas: documentación e investigación, didáctica, consolidación y difusión, y publicaciones. Cada una de ellas tiene un cometido específico en lo que se refiere al mantenimiento de la tradición.

Taller de alfarería en Tamames, organizado por el Instituto de las Identidades.
Taller de alfarería en Tamames, organizado por el Instituto de las Identidades.

– Por ejemplo, en el área de didáctica el IDES lleva a cabo numerosos talleres en municipios de toda la provincia…

– Por supuesto, se trata de una serie de talleres abiertos a todos los públicos con diferentes temáticas, que abarcan desde la música y la artesanía, hasta la gastronomía. Todos ellos tienen una duración de tres años, a excepción del de gastronomía, que se desarrolla en uno. En la página web del IDES se puede consultar la oferta completa y los lugares en los que se imparten. Su función es la de revitalizar las tradiciones y servir como un eslabón intergenacional.

– ¿A qué se refiere con el concepto de eslabón?

– La tradición siempre se ha trasmitido como una cadena, de padres a hijos. Sin embargo, este método se rompió a mediados del siglo XX, cuando la generación intermedia, por múltiples razones, dejó de ser receptora y transmisora de las costumbres. De alguna forma, los talleres intentan ser como eslabones nuevos que reconstruyan la cadena.

– Desde aquellos años y hasta ahora, ha habido un cierto recelo de las tradiciones:

– Con la llegada de la televisión, el gran público descubrió un mundo fascinante y desconocido, que hizo aflorar un sentimiento de vergüenza hacia lo propio. Este fue uno de los primeros pasos que condujeron a la pérdida y al abandono de la tradición. Una de las funciones del IDES es poner en valor ese patrimonio.

– ¿Los más jóvenes muestran interés en las tradiciones de la provincia salmantina?

– En lo que se refiere a la participación de los talleres, depende un poco de la temática de los mismos. Por ejemplo, en las artesanías, la media de edad es más alta pero, las disciplinas musicales, se caracterizan por la asistencia de mucha gente joven. La cifra de alumnos que participan cada año en estas actividades gira en torno a las cuatrocientas personas, por lo que el perfil es muy variado.

– ¿El IDES también trabaja para que las personas que se han mudado hacia grandes núcleos urbanísticos nacionales o a otros países del extranjero, no olviden sus raíces identitarias?

– Este es uno de los temas que se tuvieron en cuenta en el ideario sobre el que se construyó el Instituto y en el que aún no se ha podido profundizar mucho. Precisamente, estos salmantinos, que, actualmente, residen fuera de la provincia, son los que más reclaman atención, ya que en la distancia, mitifican sus raíces. Hasta el momento, el IDES ha realizado algunas acciones, pero entendemos que todavía tenemos mucho trabajo por delante. Ellos lo merecen.

– Con la finalidad de que la cultura popular traspase nuestras fronteras, el centro también organiza cursos para profesores de español extranjeros en colaboración con el programa internacional de la Universidad de Salamanca:

– Sí, a través de una metodología teórico-práctica se pretende hacerles ver que conocer la cultura popular es una manera esencial de comprender la lengua y el sentido de algunas expresiones populares. De esta forma, se logra que los profesores actúen como altavoces de la cultura de tipo tracional salmantina, transmitiéndola a los cientos de estudiantes de español de todo el mundo.

– El IDES apoya el estudio de las conexiones e intersecciones culturales de las identidades salmantinas con otras formas de cultura…

– Efectivamente, esta institución tiene como uno de sus objetivos abrir el mundo de la tracidición a los artistas contemporáneos, de forma que lo conciban como una fuente inagotable de inspiración. Lo cierto es que tradición y vanguardia no son solamente compatibles, sino que también son cómplices. Un ejemplo de esta iniciativa fue la exposición desarrollada hace tres años en La Salina, titulada “Identidad y moda”, que contó con la participación de la diseñadora Fely Campo.

– Además, el IDES alberga un Centro de Documentación:

– Se trata de la mejor biblioteca en antropología, etnografía, folklore y cultura tradicional que hay en el occidente del país. Además, cuenta con una hemeroteca y con un archivo de imágenes, que ha sido fruto de diez años recogiendo material gráfico en las diferentes localidades de la provincia.

– De cara al futuro, ¿qué otros proyectos se van a poner en marcha?

– Por una parte, el edificio en el que se encuentra el Instituto va a ser rehabilitado próximamente, lo que supondrá la creación de almacenes y archivos, que nos van a permitir conservar nuestro material con el rigor que exigen los tiempos que corren. También vamos a contar con un espacio expositivo permanente. Por otro lado, el IDES lanzará un nuevo proyecto de participación ciudadana en otoño. A través de él queremos que esta institución sirva de guía para que la conservación de la tradición sea una tarea de todos, no solo de la Diputación de Salamanca.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*