El VIII Centenario ha colocado a la Universidad de Salamanca en el lugar donde merece estar

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca, acompañado por su equipo rectoral hizo balance del año 2018 ante los profesionales de los medios de comunicación en el tradicional desayuno informativo de Navidad

universidad
Fachada de la Universidad de Salamanca.

El año 2018 que está a punto de concluir significará un antes y un después en la historia de la Universidad de Salamanca. El programa de actos desarrollado durante este ejercicio con motivo del VIII Centenario de la institución salmantina ha puesto de manifiesto la importancia que el Estudio Salmantino ha tenido y sigue teniendo en todos los ámbitos del saber a nivel nacional e internacional. Así lo han puesto de manifiesto el rector de la USAL, Ricardo Rivero y su equipo rectoral, que han presidido el tradicional encuentro informativo con los profesionales de los medios de comunicación.

universidad
Fotografía del Patio de Escuelas de la Universidad de Salamanca.

En la charla, tanto Rivero con los vicerrectores realizaron balance de lo acontecido con cifras que dejan claro el gran avance que durante este año se ha producido y todo ello a pesar “de que no recibimos la financiación que la Universidad merece y le corresponde por sus indicadores académicos”. No obstante, dio las gracias a todos los agentes implicados en que el resultado del VIII Centenario haya sido un rotundo éxito. En este sentido señaló la participación de la Casa Real, con la presencia de sus Majestades en distintos actos a lo largo del año y también de los Gobiernos que se han alternado en este ejercicio. Ayuntamiento y Diputación salmantinos también han tenido especial reconocimiento por el apoyo ofrecido en todos los ámbitos. El rector no quiso dejar pasar la ocasión para celebrar la entrega de todo el personal tanto docente, como laboral y funcionario que ha “echado el resto” para el desarrollo de cada uno de los actos.

Nuevas oportunidades

Y gracias a ese esfuerzo, recordó el rector de la Universidad de Salamanca, “hemos generado oportunidades para todos a partir del cuidado y el cultivo del prestigio de esta institución, de su imagen y sus potencias internas”.

Ricardo Rivero habló de la creación de nuevas plazas de docentes en el área de la investigación. En concreto, anunció 74 puestos nuevos, con el fin de ir creciendo en este departamento para recuperar el impulso tan importante que supone la investigación y que se ha perdido en los últimos años con los recortes económicos. Anunció también el impulso a la promoción con la convocatoria de más de un centenar de plazas internas para incentivar a los trabajadores. “Una universidad que quiere ser fuerte debe premiar a su plantilla y garantizar sus derechos laborales y sociales”, añadió. “Durante los últimos años hemos perdido una importante parte de la plantilla docente y tenemos que recuperarla, necesitamos que nuestros recursos humanos se vayan reponiendo según se produzcan las jubilaciones”, explicó el máximo responsable de la USAL.

El centenario continúa

Finaliza el año 2018, pero no las celebraciones en torno a la VIII Centenario. Así lo expuso Enrique Cabero, vicerrector de Política Académica y Participación Social de la USAL, quien aseguró que la efeméride se extenderá hasta abril de 2020, pues el Gobierno prorrogó los incentivos fiscales hasta el año 2020.

“…tenemos que recuperar la plantilla docente que hemos perdido durante los últimos años”

Por lo que respecta a lo ocurrido este año, Cabero destacó las grandes reuniones acaecidas en Salamanca de la mano de al USAL, como el Encuentro de Americanista y el de Antiguos Alumnos, ambos con 5.000 participantes. En total, 63 encuentros y más de un centenar de reuniones que han traído hasta la ciudad a más de 24.000 personas de todos los ámbitos del saber, ya que “no hay ninguna materia que se haya quedado fuera del debate en Salamanca”.

A través de las actividades culturales, teatro, exposiciones, cine, música… la repercusión de la Universidad ha sido muy importante, como también la proyección que de ella han realizado los medios de comunicación, que han colocado a la institución en titulares durante todo el año.

“Una universidad que quiere ser fuerte debe premiar a su plantilla y garantizar sus derechos”

Precisamente de la proyección exterior y de lo que significa la Universidad de Salamanca fuera del ámbito universitario habló el rector. En este sentido el rector dejó clara la necesidad de contar con la sociedad salmantina para seguir avanzado, “no sólo somos treinta mil personas entre docentes, personal y alumnos, la Universidad es la ciudad, es la provincia, es los campus de Béjar, Villamayor, Zamora y Ávila, es cada una de las personas de las empresas que colaboran con nosotros, cada una de esas opiniones y perspectivas es valiosa, nos interesa y la vamos a tener en cuenta para lograr más estudiantes, más proyectos de investigación, más plantilla y, en resumen, más oportunidades para todos”.

Concluye por tanto un año intenso para la Universidad de Salamanca que prolongará su sombra al año 2019, en el que se materializarán importantes proyectos. El VIII Centenario recupera el brillo del Estudio Salmantino que reforzará su potencial en los años venideros.

En cifras

  • 800 los años que ha cumplido la Universidad de Salamanca
  • 24.000 las personas que han participado en los 63 encuentros celebrados durante 2018
  • 30.000 el número de personas que componen la comunidad de la USAL
  • 74 las plazas de docente investigador que se van a convocar este año
  • 5 millones de euros procedentes de los recursos públicos son los que ha conseguido este año la USAL
  • 5.000 los asistentes a los encuentros de antiguos alumnos y al de Americanistas

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*