ASPACE presenta un lugar donde experimentar los sentidos

La asociación sin ánimo de lucro ha incorporado a sus instalaciones, gracias a la financiación de Fundación Solidaridad Carrefour, una sala de estimulación multisensorial, que podrán disfrutar 276 menores con parálisis cerebral

Un pequeño con parálisis cerebral, junto a una monitora de ASPACE y a una colaboradora de los centros Carrefour en la sala.
Un pequeño con parálisis cerebral, junto a una monitora de ASPACE y a una colaboradora de los centros Carrefour en la sala.

Fundación Solidaridad Carrefour ha financiado la creación de una sala de estimulación multisensorial a favor de ASPACE Salamanca. Este nuevo espacio, del que se podrán beneficiar los 276 menores con parálisis cerebral que atiende la entidad a diario, está dotado con un equipamiento especializado, que permitirá a los terapeutas potenciar al máximo el desarrollo de las capacidades de los pequeños. Además, facilitará los procesos de enseñanza-aprendizaje y contribuirá a la adquisición de habilidades comunicativas que fomentarán su interacción social.

De esta forma, la nueva sala proporciona información a través de los diferentes canales sensoriales, favoreciendo la maduración y el desarrollo del sistema nervioso. Según han confirmado fuentes de ASPACE “sabemos que nuestro cerebro es capaz de modificarse y enriquecerse a través del entorno, por lo que la estimulación multisensorial establece nuevas posibilidades de aprendizaje y desarrollo.”

Este programa actúa también sobre los sistemas motor, cognitivo, comunicativo y socioemocional, por lo que se podrá hacer uso de este recurso en el desarrollo de las distintas disciplinas terapéuticas que ofrecen. Entre ellas, destacan la fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional y psicología.

Pequeños con parálisis cerebral disfrutan de la sala de estimulación multisensorial, con la ayuda de las monitoras de ASPACE Salamanca.
Pequeños con parálisis cerebral disfrutan de la sala de estimulación multisensorial, con la ayuda de las monitoras de ASPACE Salamanca.

El entorno, accesible tanto física como cognitivamente, cuenta con varios dispositivos conectados a través de un sofisticado software, que permite crear una experiencia sensorial completa. Por ejemplo, los más pequeños podrán disfrutar de una pantalla de gran tamaño conectada a un dado con sensores, que permite modificar las imágenes proyectadas con cada lanzamiento. Además, la sala dispone de una piscina de bolas; difusores con diferentes olores; un equipo de sonido; y un vestibulador, enfocado a mejorar el equilibrio, entre otros. A través de todos ellos, es posible trabajar los sentidos de manera individual y global, la relajación, las emociones y los recuerdos; la autoconfianza y el autocontrol; y se promueve la capacidad de elección.

También ayuda a mejorar la ideación y planificación motora, la memoria y la interpretación visual, incentiva la exploración y las capacidades creativas: y reduce cambios y alteraciones conductuales. Sin olvidar, un aumento de la atención, de la concentración y la anticipación, así como de la memoria y la interpretación visual y de la psicomotricidad.

Cabe recordar que la Parálisis Cerebral describe, en palabras de ASPACE Salamanca, a “un grupo de trastornos permanentes del desarrollo del movimiento y de la postura, que causan limitaciones en la actividad y que son atribuidos a alteraciones no progresivas ocurridas en el desarrollo cerebral del feto o del lactante”. Los trastornos motores de la parálisis cerebral están, a menudo, acompañados por alteraciones de la sensación, percepción, cognición, comunicación y conducta, por epilepsia y por problemas musculoesqueléticos secundarios.

Uno de los usuarios en la piscina de bolas.
Uno de los usuarios en la piscina de bolas.

¿A quién está dirigida?

La sala sensorial diseñada para ASPACE Salamanca está enfocada al trabajo infanto-juvenil, siendo especialmente útil para personas con afectaciones físicas, psíquicas y sensoriales. Sin embargo, esto no excluye que sea un recurso adecuado para personas de cualquier edad.

Además de los 276 menores con parálisis cerebral a los que atiende la asociación, este espacio estará igualmente a disposición de otros menores con cualquier tipo de discapacidad. Aquellos interesados en acceder al mismo, podrán solicitarlo a través del Servicio de Promoción de la Autonomía Personal que ofrece la entidad.

Fundación Solidaridad Carrefour

El acto de inauguración de esta sala, celebrado este miércoles, ha contado con la presencia, entre otros, de la gerente Territorial de Servicios Sociales de Castilla y León, Isabel Fernández; la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, y la concejala de Salud Pública y Consumo, María José Fresnadillo, ambas del Ayuntamiento de Salamanca. A la cita también acudieron el presidente de ASPACE Salamanca, Jesús Alberto Martín y la directora de Fundación Solidaridad Carrefour, María Cid, así como un nutrido grupo de colaboradores de los centros Carrefour de Salamanca.

ASPACE Salamanca ha podido hacer realidad este proyecto gracias a la donación de 30.000 euros realizada por Fundación Solidaridad Carrefour a través de su proyecto ‘Convocatoria de Ayudas’. Este programa social ha permitido entregar hasta la fecha un total de 2,8 millones de euros a 97 entidades sociales.

En el marco de esta iniciativa, la compañía destina anualmente 180.000 euros a la financiación de seis proyectos sociales dirigidos a mejorar la calidad de vida de la infancia en situación de vulnerabilidad, siendo el proyecto de ASPACE Salamanca uno de los beneficiarios. Una candidatura que ha sido seleccionada entre las 469 presentadas y a la que han dado su apoyo el 68 por ciento de los 38.952 colaboradores de Carrefour de España que han participado en el proceso de votación.

ASPACE cumple 40 años

La Asociación de Padres de Personas con Parálisis Cerebral de Salamanca (ASPACE) celebra, este año, su cuarenta aniversario. Fundada en el año 1979, la entidad sin ánimo de lucro y declarada de utilidad pública, ha dedicado su dilatada trayectoria a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por parálisis cerebral, promoviendo su desarrollo personal y la igualdad de oportunidades.

Con sus orígenes en el año 1979, el Movimiento ASPACE Salamanca ha visto cómo un proyecto constituido por cinco familias ha logrado crecer hasta convertirse en un centro de referencia para las personas con parálisis cerebral en la provincia.

ASPACE Salamanca agrupa a 565 socios y da cobertura a 278 plazas de personas afectadas por parálisis cerebral, distribuidas entre los diferentes servicios y centros dependientes de la entidad.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*