“Nosotros somos libres”

El activista Muhammad Ehsan Ullah Khan ha visitado Salamanca esta semana con motivo del Día Mundial de la Esclavitud Infantil, que se celebrará el próximo 16 de abril

El activista paquistaní, durante su ponencia en el I.E.S ‘Venancio Blanco’, entonando el lema de Iqbal Masih: “we are free.”
El activista paquistaní, durante su ponencia en el I.E.S ‘Venancio Blanco’, entonando el lema de Iqbal Masih: “we are free.”

Con el puño en alto y entonando el lema “we are free”. El activista Muhammad Ehsan Ullah Khan ha visitado esta semana la capital del Tormes, con motivo del Día Mundial de la Esclavitud Infantil, que se celebrará el próximo 16 de abril. Invitado por el Colegio de Graduados Sociales, ha impartido, desde el pasado lunes, hasta este viernes, 12 de abril, una serie de conferencias en distintos centros educativos y facultades de la ciudad con el objetivo de concienciar a la población sobre esta lacra mundial.

Y es que la esclavitud infantil continúa latente en pleno siglo XXI. Según los datos recabados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más de 160 millones de niños y niñas realizan trabajos forzados o tareas inadecuadas para su edad. Un hecho que les impide acceder a una correcta escolarización y que les pone en peligro tanto física como emocionalmente.

Khan, durante su ponencia en el I.E.S, 'Venancio Blanco.'
Khan, durante su ponencia en el I.E.S, ‘Venancio Blanco.’

Entre los actos programados, el activista paquistaní acudió este martes, 9 de abril, al Instituto de Educación Secundaria ‘Venancio Blanco’. Durante su discurso, Khan expuso ante los alumnos del centro la situación actual de la esclavitud en los más jóvenes, así como la inspiradora historia de Iqbal Masih, todo un icono en la lucha por los derechos de la infancia. “Cuando lo conocí tenía diez años. Trabajaba como esclavo en una fábrica de alfombras, encadenado al telar. Había escapado, estaba aterrorizado, pero me ayudó a llenar la ciudad de carteles que anunciaban que la esclavitud estaba prohibida, que acudieran a nosotros. El dueño de la fábrica fue condenado, y así quedaron en libertad los compañeros de Iqbal; él se vino a vivir conmigo, se convirtió en mi hijo y en un luchador imparable, quería ser abogado”, afirmó durante la ponencia.

“Voy por cada país, por cada universidad, por cada colegio, e intento que la gente tenga conciencia de la responsabilidad que tenemos”

Sueños que se vieron truncados cuando, en el año 1995, fue asesinado por las mafias paquistaníes. Ahora, su mentor viaja por el mundo haciendo llegar el mensaje del pequeño: “we are free” -lo que traducido significa “nosotros somos libres”. Lema que hace alusión a los derechos que les han sido privados a los niños víctimas de la esclavitud. “Voy por cada país, por cada universidad, por cada colegio, e intento que la gente tenga conciencia de la responsabilidad que tenemos”, explica. Una medida que acompaña con la búsqueda incansable de las empresas multinacionales que están contribuyendo a la perpetuación del trabajo infantil.

Por otra parte, también ha querido destacar el valioso papel de los medios de comunicación en favor de esta causa. “El periodismo puede contribuir de gran manera, transmitiendo a la sociedad qué se encuentra detrás de la explotación y de los productos que compran”, señala.

Su paso por la ciudad finalizará este viernes, 12 de abril, a las 12:00 horas, cuando el activista se reunirá con personas con discapacidad intelectual de los centros de ASPRODES, ‘El Cueto’ y ‘El Telar’. Se trata de un sector de la sociedad con el que el Khan se encuentra completamente volcado.

Como han afirmado fuentes de la organización, cada año son más los colectivos que se unen a la efemérides del Día Mundial de la Esclavitud Infantil, siendo de “especial relevancia” la implicación de la Universidad Pontificia de Salamanca.

La lucha de Khan contra la esclavitud

Fundador y presidente del Frente de los Trabajadores de las Fábricas de Ladrillos, del Frente de Liberación de Trabajos Forzados en Pakistán y del Frente de Liberación del Trabajo Forzado Global, Muhammad Ehsan Ullah Khan es también coordinador de la Global March en Suecia, donde vive actualmente como exiliado político.

Decidido a erradicar la esclavitud infantil, ha dedicado los últimos cincuenta años de su vida a esta lucha, logrando que más de un millón de trabajadores de la industria del ladrillo en Pakistán hayan sido liberados. Actualmente, viaja por el mundo para concienciar a la población occidental de la situación a la que están sometidos millones de niños en diferentes países.

Salamanca recibe la visita del activista Muhammad Ehsan Ullah Khan

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*