El ejercicio terapéutico, trabajo imprescindible en las distintas fases del proceso cancerígeno

0
228

Este viernes se celebra el Día Internacional del Cáncer, una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo, contra la que también actúan los profesionales de la fisioterapia.     

El cáncer continúa siendo una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. Según el informe Las cifras del cáncer en España 2022, presentado este pasado martes por la Sociedad Española de Oncología Médica, nuestro país registrará este año algo más de 280.000 nuevos casos, lo que supondrá un ligero crecimiento, en torno al 1’4%, respecto a los 276.239 datados en 2021. A nivel mundial esa cifra asciende, según la International Agency for Research on Cancer, a más de 20 millones de nuevos casos registrados.

Afortunadamente, los avances médicos logrados en los últimos años han provocado que el índice de mortalidad descienda, especialmente en algunos procesos cancerígenos muy concretos, pero la realidad es que los pacientes que sufren una enfermedad de este tipo necesitan de un cuidado sanitario integral que no solo se reduce a las intervenciones quirúrgicas o a los procesos de quimioterapia y radioterapia.

En este tratamiento juega un papel muy relevante la figura del profesional de la fisioterapia, cuya labor es imprescindible en todo el proceso. Así, el ejercicio terapéutico ayuda a preparar el paciente para acontecimientos importantes de su enfermedad, como la cirugía; en segundo lugar, actúa como un medio coadyuvante agudo, ayudando a que el tratamiento sea más eficaz y, por último, funciona como atenuante de los efectos secundarios del tratamiento.

Según Raquel Sebio, experta en fisioterapia respiratoria e investigadora de los efectos de la actividad física y el ejercicio terapéutico en pacientes con cáncer, “el ejercicio en población oncológica es seguro y factible y resulta eficaz para mejorar la condición física, la fatiga relacionada con el cáncer y la calidad de vida del enfermo”. Además, “se ha constatado que la práctica de ejercicio físico se relaciona con un menor riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, como los de colon, próstata o mama, y muy posiblemente tenga efectos sobre la incidencia en otros, como el cáncer de pulmón o de ovarios”.

Incluso en el caso de los enfermos con cáncer terminal, el papel del profesional de la fisioterapia es lo suficientemente importante como para formar parte de los cuidados paliativos. En este extremo, se emplea el ejercicio terapéutico para mantener al paciente por encima del umbral de la discapacidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí