Voces silenciadas que este domingo hablarán

Javier Martínez, Verónica Gómez, Víctor Alejo, Raquel Flores y Daniel López son cinco de las 1.394 personas con discapacidad que podrán ejercer su derecho a sufragio en las elecciones del 28 de abril

Algunos salmantinos que podrán participar por primera vez en las elecciones.
Algunos salmantinos que podrán participar por primera vez en las elecciones.

El punto 1 del artículo 23, en el apartado de los derechos y deberes fundamentales, de la Constitución Española dicta: “Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal”. Además, el artículo 14 deja claro que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Sin embargo, cuando una persona con discapacidad llega a la mayoría de edad, algunos familiares optan por pedirles la incapacitación o amplían la patria potestad como sistema de protección para salvaguardarles en gestiones económicas, evitar estafas o temas sanitarios, entre otros. La incapacitación que se realizaba era de forma estándar; es decir, para todos los ámbitos y, ello, conllevaba una drástica reducción de sus derechos fundamentales como el del sufragio activo. Nada tenía que ver el grado de discapacidad intelectual o los apoyos que necesitara dicha persona, se les imposibilitaba disfrutar de su plena ciudadanía y, con ello, tampoco podían actuar jurídicamente. “En la actualidad, las incapacitaciones se tramitan de una manera más específica, más estudiada”, aclara María José Martín, trabajadora social de la asociación de personas con discapacidad intelectual Insolamis.

Antes, aquellos que no podían votar y querían participar en comicios, debían pasar un examen y obtener un permiso decretado por un juez.

España camina hacia la senda de la igualdad y, este 28 de abril, casi 100.000 personas que antes tenían vetado el derecho a voto podrán hacerlo por primera vez en la historia. En el censo electoral de Salamanca, se han incluido, exactamente, 1.394 personas con discapacidad por sentencia que antes no podían ejercer este derecho, según informó a este periódico la Subdelegación del Gobierno.

“En el debate, los políticos estuvieron tirándose la zapatilla unos a otros y ni nos mencionaron”

Javier Martínez, Verónica Gómez, Víctor Alejo, Raquel Flores y Daniel López son cinco personas con discapacidad intelectual (de entre 25 y 43 años) que se estrenarán este domingo, 28 de abril, en las Elecciones Generales. Todos se muestran emocionados por que les llama la atención la política y, sobre todo, por “poder decidir” como el resto de personas.

De izda a decha, Javier Martínez, Oscar Coria, Verónica Gómez, Víctor Alejo, Raquel Flores, Encarna González y Daniel Alejandro López, usuarios de Insolamis.
De izda a decha, Javier Martínez, Oscar Coria, Verónica Gómez, Víctor Alejo, Raquel Flores, Encarna González y Daniel Alejandro López, usuarios de Insolamis.

Daniel López asegura que sentía “impotencia” y veía “muy injusto” que él no pudiera votar. “Todos tenemos los mismos derechos”, aclara Javier Martínez. Raquel Flores alude que siempre acompañaba a su madre y se quedaba “con las ganas”.

Todos han seguido de cerca los debates televisados de los últimos días y lo que más echaron de menos fue que ninguno de los políticos se acordara de ellos. “Todo el rato estaban faltándose el respeto, tirándose la zapatilla unos a otros y ni siquiera mencionaron a las personas con discapacidad”, critica Daniel López.

Casi todos tienen claro ya a quién van a votar. Y es que desde febrero de este año, Insolamis ha trabajado con ellos para que puedan hacerlo. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer. “Lo primero fue explicarles qué es votar y para qué sirve”, asegura Ana Nieto, logopeda del centro. Y, además, trabajan a contrarreloj, aquello que el resto de la ciudadanía ha aprendido desde Primaria, ellos lo han tenido que preparar en tan solo dos meses. Por este motivo, desde Insolamis declaran que “aún queda mucho trabajo por hacer”. “Es un gran paso que puedan votar, pero ahora queda lo gordo y es que los programas estén adaptados, porque muchos no saben ni leer y tienen dificultades en la comprensión; por tanto, sin todas estas adaptaciones necesarias el voto no es real”. Y para que así lo sea, Insolamis lleva trabajando meses en la campaña ‘Mi voto cuenta’ de Confederación Plena inclusión España que, desde 2014, persigue asegurar el derecho a voto de las personas con discapacidad intelectual.

“Los programas deben estar adaptados para que todos comprendan las diferentes propuestas”

El Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas mantuvo a examen a España y, en 2011, le inquietó que “la privación de ese derecho parezca ser la regla y no la excepción” y lamentó “la falta de información sobre el rigor de las normas” y “ sobre los motivos requeridos y criterios aplicados por los jueces para privar a las personas de su derecho de voto”.

Nueva web
Más recientemente, en febrero, Plena Inclusión lanzó la nueva plataforma www.mivotocuenta.es. Allí, se registra información y publicaciones sobre cómo votar, un cuestionario para valorar la dificultad e ideas sobre cómo apoyar a las personas con discapacidad intelectual que quieran votar.

Hace un mes, las asociaciones como Insolamis se manifestaron por distintas localidades de la geografía española, donde se celebraron, desde simulacros electorales, mítines, encuentros con partidos políticos, hasta pegadas de carteles y lecturas de manifiestos.

Menos censo
En octubre de 2018, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) impulsada por el PSOE. Se abre la veda de personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo. Así, de los 2.116.000 castellanos y leoneses que pueden ejercer su derecho al voto, 306.072 salmantinos son posibles electores. De éstos, 1.394 antes no podían votar por restricción de discapacidad. No obstante, disminuye el censo electoral general en Salamanca en 2.530 personas respecto a las elecciones de junio de 2016, ya que muchos residen en el extranjero.

Una barrera menos
El 3 de mayo de 2008, entró en vigor en España la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad que recoge el derecho de igualdad ante la ley. En octubre de 2018, se aprobó por unanimidad en el Congreso la modificación de la ley impulsada por el PSOE para que todas las personas con discapacidad intelectual pudieran votar sin restricciones.

El pasado 6 de diciembre de 2018, el Boletín Oficial del Estado publicó la Ley Orgánica 2/2018, de 5 de diciembre, para la modificación de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG) para garantizar el derecho de sufragio de todas las personas con discapacidad. España se convierte en el octavo país de la Unión Europea que no aplica limitaciones, tras Austria, Croacia, Holanda, Italia, Letonia, Suecia y Reino Unido.

Mi voto cuenta
La campaña ‘Mi voto cuenta’ ya había nacido para las elecciones de 2016 y, a primeros de este año, lanzaban una nueva página web mivotocuenta.es. El movimiento asociativo Plena inclusión, que agrupa a 925 entidades de toda España, respalda estas acciones. El movimiento reclama más accesibilidad cognitiva en el proceso electoral y los apoyos necesarios para que las personas con discapacidad intelectual tengan todas las herramientas y puedan decidir libremente a quién votar.

Desde Insolamis, inscritos en Plena Inclusión, trabajan todos los miércoles por la tarde para que los miembros de la asociación interesados sepan cómo pueden ejercer su derecho a sufragio. Sin embargo, apuntan que queda mucho camino por recorrer y que necesitan “muchos apoyos para que que los programas sean comprensibles”, incluso aquellos que “deban estar en las mesas electorales” ya que muchas de estas personas no saben leer.

Víctor Alejo, de Insolamis, realizará prácticas como ayudante de conserjería en el Ayuntamiento

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*