Siete iglesias de la Diócesis de Salamanca serán restauradas a través del convenio con la Diputación

En el año 2018 se intervino con recursos propios del Obispado en otros siete templos de la provincia

Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación en La Orbada, durante los procesos de rehabilitación promovidos por la Diócesis de Salamanca.
Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación en La Orbada, durante los procesos de rehabilitación promovidos por la Diócesis de Salamanca.
Iglesia de la Asunción de Cantaracillo.
Iglesia de la Asunción de Cantaracillo, intervenida por la Diócesis de Salamanca.

La Diócesis y la Diputación de Salamanca han firmado un nuevo convenio para el periodo 2018-2019, que tiene como objetivo la conservación y restauración de templos en el medio rural. Esta iniciativa intervendrá los templos parroquiales de Aldeaseca de Alba, Cipérez, La Calzada de Béjar, Peñaranda de Bracamonte, Valdelageve, El Cerro y Cepeda, y contará con un presupuesto de 600.000 euros. El 50% corresponde a la aportación de la Diputación y el 50% restante, la Diócesis.

El criterio a seguir para las intervenciones se basa, en primer lugar, en el conocimiento real de la situación de los templos siguiendo las demandas de las parroquias a través de sus párrocos. Una vez conocida la situación se hace una valoración técnica, artística y pastoral. Tras ella, se deciden las intervenciones que se van a llevar a cabo según la urgencia y la necesidad.

La Diócesis de Salamanca, a través de la Delegación Diocesana de Patrimonio, intenta ofrecer un servicio gratuito de asesoramiento técnico, económico y humano a todas las comunidades.

Rehabilitaciones con recursos propios de la Diócesis

Cabe recordar que la Diócesis de Salamanca destina una parte importante de su presupuesto anual a realizar obras en los templos parroquiales. En 2018, se intervino con recursos propios las cubiertas de la iglesia de Salvatierra de Tormes, la de Cantaracillo y en la de Los Santos. También la torre de la iglesia de Cespedosa de Tormes, la espadaña de Villaseco de los Gamitos, el portalillo de Calvarrasa de Abajo y el muro de la ermita de La Orbada.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*