‘Cuentos de mamá’, una iniciativa para dar hogar a madres e hijos

El Centro Materno Infantil Ave María ha lanzado la iniciativa ‘Cuentos de mamá’, que espera recaudar 15.000 euros para cubrir los costes que supone la estancia en la casa de acogida de tres nuevas madres junto a sus hijos

Taller de escritura del Centro Materno Infantil Ave María en el que las madres escribieron los relatos que forman parte del libro ‘Cuentos de mamá’.
Taller de escritura del Centro Materno Infantil Ave María en el que las madres escribieron los relatos que forman parte del libro ‘Cuentos de mamá’.

La maternidad es una experiencia que conlleva muchos retos, pero esta se vuelve más complicada aún, para aquellas mujeres que no cuentan con los recursos económicos necesarios. La falta de un hogar, de una formación académica o las heridas emocionales del pasado, pueden ser barreras difíciles de superar, especialmente para las madres más jóvenes.

Con el fin de prestarles su ayuda, el Centro Materno Infantil Ave María, situado en Santa Marta de Tormes, abrió sus puertas en el año 1949. Esta residencia, con capacidad para acoger a catorce mujeres, tiene como objetivo ofrecer un hogar a las gestantes y a las madres con hijos de entre 0 y 4 años que, por diversas razones, se encuentran en riesgo de exclusión social.

Siete décadas después, la institución continúa realizando su labor. Para ello, el Centro Ave María ha dado la bienvenida al nuevo año con una campaña solidaria que espera recaudar 15.000 euros. Los fondos donados se destinarán íntegramente a cubrir los costes que supone la estancia en la casa de acogida de tres nuevas madres junto a sus hijos e hijas durante el periodo de un año.

De acuerdo con Rosario Álvarez, directora del centro, se recompensará a los donantes cuya aportación sea superior a 50 euros con un ejemplar del libro solidario ‘Cuentos de mamá’. Este proyecto, impulsado por el Grupo Rotari, está formado por relatos en los que se narran las experiencias personales de las mujeres que viven en la entidad.

Escribir como terapia

“La iniciativa de escribir las historias de las madres surgió a partir del taller ‘¿Que podemos hacer con nuestras propias manos?’”, comenta Rosario Álvarez. “En él, convocamos a todas las mamás y bebés para llevar a cabo una actividad que consistía en hacer una escultura de sus manos, hablando sobre el significado de una obra de arte y pensando, además, en las emociones que nos puede transmitir”, afirma.

“Se nos ocurrió que el cuento podía ser un buen ejercicio de voluntad para que algo cambiara en sus vidas”

A partir de ese encuentro, nació la idea de que las madres acogidas en la residencia plasmaran sus historias personales en un texto escrito por ellas mismas. “Teniendo en cuenta que todas han pasado por alguna situación crítica, se nos ocurrió que este podía ser un buen ejercicio de voluntad para que algo cambiara en sus vidas”, señala la directora del Centro Materno Infantil Ave María.

Así, se les propuso escribir libremente sobre alguna circunstancia que les hubiera marcado, de manera que finalizaran el relato imaginando cómo desearían que fuera su futuro más próximo. Con ello, se pretendía convertir los textos en “un gesto y símbolo de superación, además de utilizar la escritura como terapia”, apunta Rosario. Sin embargo, los escritos se quedaron guardados en un cajón hasta que surgió el proyecto de literatura solidaria “Cuentos de mamá’.

Ahora, desde la entidad se espera que estas historias personales ayuden a cambiar la vida de más mujeres y de sus hijos, gracias a los donativos de los ciudadanos. Estos se pueden realizar a través de la página web https://yodono.eu/campaign/42 o poniéndose en contacto telefónico con la institución.

Ayuda psicológica y cursos

El Centro Ave María no solo aporta un hogar a las madres y a sus hijos. El fin último es lograr la autonomía de estas mujeres, por lo que la institución les ofrece una ayuda integral que las impulse a conseguirlo.

“Son chicas jóvenes, de entre 20 y 24 años que llegan a nuestra residencia gracias a diferentes organizaciones como Cruz Roja o Cáritas y que no tienen el apoyo económico necesario”, señalan fuentes de la dirección. “Otras nos conocen mediante el boca a boca”, sostienen.

Uno de los voluntarios mientras da de comer a un pequeño de la institución.
Uno de los voluntarios mientras da de comer a un pequeño de la institución.

A través de talleres de ayuda psicológica, cursos de formación de habilidades maternales y de programas académicos y de inserción laboral, el personal técnico del centro trabaja día a día para que la estancia en él “no sea un parón en sus vidas”, comenta Rosario Álvarez. Estancia que tiene una duración media de dos años, ya que, en palabras de la directora de la casa de acogida “las madres que acuden a nosotros vienen muy rotas.”

No obstante, la asistencia que ofrece la institución no acaba cuando las mujeres terminan el proceso. Una vez han salido, se les sigue dando apoyo a la conciliación para que puedan compaginar sus estudios o su vida laboral con la maternidad.

Voluntariado

Además de las psicólogas y las trabajadoras sociales que desarrollan su labor en la entidad, el Centro Materno Infantil Ave María también cuenta con la colaboración de voluntarios. Gracias a la ayuda desinteresada que prestan, la casa de acogida cuenta con un servicio de ludoteca, en la que los pequeños pueden divertirse.

Todo este apoyo no ha pasado desapercibido para las personas que forman parte de la residencia, que afirman estar profundamente agradecidos con la ciudad. “Desde que abrimos el centro, hemos percibido una sensibilidad especial con nosotros”, afirma su directora.“No podemos más que expresar nuestra gratitud con los salmantinos.”

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*