Talleres mecánicos

Roberto Bernal, abogado, especialista en Derecho de los Consumidores, nos deja el consejo del mes, dedicado a los talleres mecánicos

Roberto Bernal ofrece algunas recomendaciones sobre los derechos del consumidor en los talleres mecánicos.
Roberto Bernal ofrece algunas recomendaciones sobre los derechos del consumidor en los talleres mecánicos.

Como estamos en pleno verano, días propios de viajes y desplazamientos en coche, además de precaución también debemos tener muy en cuenta que nuestro vehículo esté en perfecto estado y a punto para tomar carretera. No está demás visitar el taller antes de emprender viaje. Y por tanto, hemos de conocer los derechos que tenemos como consumidores cuando llevamos nuestro coche a un taller mecánico.

Como aspecto previo, el taller debe tener en lugar fácilmente visible, una placa donde indique la rama de la actividad que realice; es decir, si se trata de un establecimiento especializado en mecánica, electricidad, carrocería y pintura, así como la especialidad.

Recomendaciones

• Infórmese del coste por hora de trabajo y por los servicios concretos.

• Exija siempre el presupuesto por escrito. En él deben constar los datos de identificación del taller, del usuario y del vehículo, las reparaciones previstas, los elementos o piezas a sustituir o reparar, el precio total desglosado, la fecha prevista de entrega del vehículo.

• Preguntar el coste de la realización del presupuesto para el caso en el que no se acepte y no se haga la reparación.

• Exigir un resguardo de depósito. En los casos en que exista presupuesto, debidamente firmado por el taller y el usuario, puede hacer las veces de resguardo de depósito.

• Cuidado con las posibles averías imprevistas. Una vez depositado el vehículo en el taller, si el mecánico detecta más problemas de los iniciales, debe comunicarlo antes de iniciar la reparación e informar de su coste para su aceptación posterior.

• Verificar que el taller usa para la reparación sólo y exclusivamente piezas nuevas de repuesto. Únicamente si el cliente da su conformidad, se pueden instalar piezas reconstruidas o usadas. En este caso, es importante exigir al taller que se responsabilice por escrito que esas piezas se encuentran en perfecto estado.

• Se puede desistir del encargo realizado en cualquier momento, abonando el importe de los trabajos realizados hasta la retirada del vehículo.

Exigir factura sellada y desglosada por conceptos y operaciones realizadas, piezas utilizadas, horas empleadas de trabajo, así como impuestos que correspondan.

• La garantía de las reparaciones tiene un plazo de tres meses o 2.000 kilómetros recorridos. La garantía se entiende total y se incluyen materiales y piezas, así como mano de obra. Si a pesar de todo, no está conforme con el servicio prestado, no dude en exigir la correspondiente hoja de reclamaciones, que el taller tiene que tener siempre a disposición de los consumidores o por vía judicial si el asunto lo requiere.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*