Reclamaciones sanitarias

roberto bernal

Cada vez son más frecuentes las reclamaciones médicas.
Cada vez son más frecuentes las reclamaciones médicas.

Roberto Bernal, abogado, especialista en Derecho de los Consumidores nos deja el consejo del mes, dedicado a las reclamaciones en los servicios sanitarios

En estos últimos meses estamos recibiendo más consultas relacionadas con deficiencias y problemas relacionados con los servicios sanitarios, sobre todo, de los hospitales del SACyL en Salamanca. De hecho, en el mismo servicio de atención al paciente del Complejo Hospitalario de nuestra ciudad, solo hay que acercase una mañana para ver el elevado número de pacientes que todos los días pasan por allí, convirtiéndose en centenares al finalizar el mes.

Respecto al tipo de asuntos, aparte de las listas de espera y el hastío del usuario de la Sanidad respecto a las mismas (lo que repercute en agravamientos o problemas añadidos en la propia enfermedad del paciente), también se están produciendo, y esto es lo más preocupante, más errores y negligencias médicas. La salud es una cosa muy importante y delicada como para que se estén dando este tipo de hechos. Por lo que el consejo de esta semana va dedicado a esas situaciones y a las reclamaciones medicas.

Aconsejamos, cuando acuda a urgencias o a una consulta de cualquier médico o especialista, que solicite el informe sobre la misma. Tiene además derecho a pedir sus informes e historial médico y suele hacerse a través del Servicio de Atención al Paciente.

En el caso que esté disconforme o se haya producido una situación de dejadez, error, o hecho que le haya perjudicado o incluso provocado por ello un daño en su salud, interponga primero una reclamación ante ese Servicio de Atención al Paciente. Si la respuesta o solución no es positiva o satisfactoria para usted, entonces ya se tendrá que plantear acciones administrativas e incluso judiciales para dar satisfacción a sus derechos y al resarcimiento del daño que se haya producido en su caso.Incluso también la mayor parte de los pacientes nos cuentan que se ven impotentes ante este tipo de situaciones. Muchos de ellos, personas mayores que se conforman con todo lo que les digan y no son capaces ni siquiera, de reaccionar. En otras ocasiones, los pacientes tampoco saben muy bien cómo actuar o dónde acudir para reclamar o no saben cómo escribir la propia hoja de reclamaciones o formulario que les entregan.

Por todo ello, ante el gran número de quejas y reclamaciones médicas que se están produciendo, desde la Unión de Consumidores estamos asesorando y ayudando a los pacientes; no solo jurídicamente ante asuntos de negligencias que dan lugar incluso a demandas judiciales, sino también en otros aspectos más procedimentales de su posible reclamación como usuario de la sanidad, para que desde un principio sepan dar los pasos adecuados y de manera correcta.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*