Planes de pensiones y seguros ahorro-vida

ROBERTO BERNAL

Es necesario un buen asesoramiento para encontrar un producto de ahorro a tu medida.
Es necesario un buen asesoramiento para encontrar un producto de ahorro a tu medida.

Roberto Bernal, abogado, especialista en Derecho de los Consumidores, nos deja el consejo del mes, dedicado a los Seguros de ahorro-jubilación y planes de pensiones

Ante la escasa rentabilidad que han generado los planes de pensiones tradicionales en los últimos años, ahora se están comercializando distintos productos de ahorro mixto y los llamados seguros de ahorro-vida tanto por aseguradoras como por los bancos. Estos productos, que son esencialmente un seguro de vida, tienen un fuerte componente de ahorro y son más flexibles a la hora de su liquidación o rescate. Aunque lo habitual es relacionar los productos financieros con los bancos, desde hace ya tiempo las compañías de seguros cuentan con productos muy competitivos, por lo que el abanico para el consumidor a la hora de elegir algún producto de este tipo es mayor y más variado.

Consejos generales:

•Siempre comparar entre distintas entidades bancarias o aseguradoras para elegir el producto que mejor se adapte a su perfil, necesidades y características, pues existen variados tipos de productos con mayor o menor riesgo. Hay que saber muy bien qué tipo de plan o seguro estamos contratando y si tiene o no capital garantizado. Y en su caso, saber en qué activos está invirtiendo o metiendo el dinero el fondo.

•Examinar quién es la gestora y su fiabilidad, pues al tratarse de inversiones a largo plazo es conveniente asegurarse de la solvencia de la entidad.

•Tenemos que valorar la capacidad de ahorro que tenemos para contratar este tipo de productos. Asimismo, el tiempo o disposición de ese dinero aportado, pues en condiciones generales, al igual que los planes de pensiones, no se podrá disponer del dinero hasta la jubilación, -aunque este aspecto se está intentando flexibilizar normativamente-.

•Tener en cuenta, no solo la rentabilidad del producto, sino también en los gastos y comisiones o penalizaciones que tiene el producto por rescates anticipados.

•Además, un aspecto importantísimo a tener en cuenta es la fiscalidad de los productos, pues va a definir mucho el plan a elegir.

Existen muchos tipos de productos por lo que les recomendamos que se asesoren previamente antes de lanzarse a contratar y contrasten la información que les puedan ofrecer en el banco o entidad aseguradora; o incluso con otros profesionales expertos en asesoramiento y planificación financiera, para evitar así posibles problemas. De hecho, desde la Unión de Consumidores contamos con un servicio específico de asesoramiento en estas cuestiones.

No todos los casos y personas son iguales, por lo que elaborar un “traje a medida” financiero, es necesario e importante para estar bien asesorado antes de hacer cualquier contratación o también para cuando se quieran realizar cancelaciones o cambios de mejora en lo ya contratado.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*