Consejos de la Unión de Consumidores ante la incertidumbre sembrada por el Supremo en el tema de las hipotecas

Ante la confusión generada por el Tribunal Supremo sobre quién tiene que pagar los gastos de las hipotecas, desde la Unión de Consumidores nos ofrecen algunos consejos

Han sido unos días de confusión y extrañeza entre los consumidores después de la sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo que atribuyó por unas horas al banco la responsabilidad de pagar el impuesto de las escrituras públicas de las hipotecas. Sin embargo, la posterior decisión del presidente de esa sala, Luis Díez-Picazo, de revisar la tesis recién establecida ha generado el efecto contrario al que se buscaba y ha devuelto la confusión al mercado.

Tendremos que esperar hasta el 5 de noviembre para conocer la decisión final del Tribunal Supremo y saber a quién corresponde pagar el impuesto por actos jurídicos documentados en la firma de estos préstamos. Los magistrados del Pleno se sentarán a dilucidar sobre la sentencia que adjudicaba el pago a los bancos dictada por el propio Alto Tribunal a principios de la semana.

Y mientras llega esa fecha y ante el caos generado por la máxima institución jurídica, no está de más acudir a los especialistas para que nos den algunas pautas a la hora de adquirir bienes inmuebles. Roberto Bernal, abogado especialista en Derecho Bancario y de Consumo de la Unión de Consumidores, nos ofrece algunos consejo y advierte de que el consumidor tiene vías de reclamación ante una entidad bancaria: puede presentar o dirigir un escrito a la propia oficina bancaria; dirigir la reclamación al servicio de atención al cliente de la entidad; acudir al Banco de España o en su caso a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV); y la vía judicial, “que en estos asuntos bancarios hay que decir que es el mecanismo que mejor está funcionando para defender los derechos de los consumidores, por lo que siempre es una herramienta a tener muy en cuenta”.

CONSEJOS DE LA UNIÓN DE CONSUMIDORES, por Roberto Bernal

  • Si le ofrecen algún producto no habitual para usted, contraste siempre la información que le den en el banco y asesórese con profesionales que conozcan bien el sector financiero (abogados especialistas en banca, economistas o una organización de consumidores).
  • No firme nada si no está seguro o tiene dudas. Firmar con dudas no es nada conveniente.
  • Quédese siempre con una copia del contrato o cualquier documento que firme (por mucha confianza que tenga con el banco o la persona que le atienda). Muchos problemas vienen por ausencia de documentos y contratos.
  • Solicite cualquier cosa por escrito, como una cancelación de cuenta, o cualquier disconformidad que tenga.
  • Recuerde que la publicidad del banco forma parte del contrato y por tanto es vinculante entre las partes. Hay que guardarla.
  • Mire bien los gastos o comisiones que tiene el producto que quiera contratar.
  • Compare el producto entre distintos bancos.
  • Repase los extractos y recibos que le envía el banco y ante la duda pregunte en su oficina.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*