Afectados por acciones del Banco Popular

ROBERTO BERNAL

Roberto Bernal ofrece consejos a los accionistas del Banco Popular, que han perdido su dinero a raíz de la intervención y compra por el Banco Santander en junio de 2017.
Roberto Bernal ofrece consejos a los accionistas del Banco Popular, que han perdido su dinero a raíz de la intervención y compra por el Banco Santander en junio de 2017.

Roberto Bernal, abogado, especialista en Derecho de los Consumidores, nos deja el consejo del mes, dedicado a cuestiones bancarias

Ya hemos tratado en otras ocasiones asuntos bancarios, pero hay que recordar que a día de hoy estos temas, bien conocidos por la ciudadanía, siguen generando numerosos problemas al consumidor (cláusula suelo, gastos de hipoteca, hipotecas multidivisa, IRPH, productos de ahorro e inversión, comisiones, etc.). No está demás, por tanto, recordar algunos aspectos, dado que es el sector del que más consultas y demandas judiciales planteamos desde la Unión de Consumidores. Tenemos que ser conscientes del papel que como consumidores desempeñamos en la sociedad para unirnos en defensa de nuestros derechos e intereses, y conocer bien las herramientas jurídicas que tenemos. En esta ocasión, incidimos en uno de los asuntos sobre los que más estamos reclamando, como es el de la pérdida total de dinero de los accionistas del Banco Popular, a raíz de la intervención y compra por el Banco Santander en junio de 2017. Los accionistas perdieron todo el dinero que tenían en aquel momento en acciones del Banco Popular.

La casuística es variada a la hora de poder atacar este asunto y obtener un resultado de condena a la entidad bancaria por parte de los tribunales, y por tanto en favor del accionista, pues depende en gran medida de la fecha en que el cliente compró las acciones, entre otras circunstancias.

Se están produciendo ya sentencias favorables a los clientes, reconociendo así, las irregularidades que el banco realizó en la venta de acciones, así como también de otros productos de inversión que luego se convirtieron en acciones. Los casos más claros son aquellos cuya compra de acciones fue realizada en la famosa ampliación que lanzó el banco en el año 2016, aunque hay otros, en los que hay que analizar ciertos hechos o circunstancias que puedan hacer posible también el poder reclamar la inversión perdida. Los últimos resultados judiciales nos hacen tener esperanza en el progreso de defensa de estos casos.

El perfil de los afectados accionistas son, en su mayoría, clientes ahorradores que tenían relación usual con la entidad en la que confiaban y que compraron las acciones como posible rendimiento a sus ahorros; en buena parte de los casos, no por iniciativa propia si no ofrecidas por el propio banco.

Como consejos para poder estudiar y valorar si se puede reclamar la pérdida de las acciones: junte y revise toda la documentación (contratos de las acciones, recibos, comunicaciones recibidas, etc.); consulte a una organización de consumidores donde le podrán orientar, asesorar y valorar la viabilidad de una reclamación judicial, así como los posibles costes de ello.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*