Castilla y León estará en alerta por fuertes vientos este martes, jornada en la que también llegarán las lluvias

0
82
Las rachas de viento podrán alcanzar los 120 kilómetros por hora.
Las rachas de viento podrán alcanzar los 120 kilómetros por hora.

Las nueve provincias de las Comunidad estarán este martes, 4 de enero, en riesgo por fuertes vientos, fenómeno que, junto con las olas, la nieve y la lluvia, pondrán en riesgo a 14 comunidades autónomas en una jornada marcada por el descenso de las temperaturas.

Dicho descenso será notable en la vertiente atlántica, además de viento fuerte en Galicia, Cantábrico y zonas del área mediterránea, así como rachas muy fuertes en zonas de montaña del norte y este peninsulares y nevadas en la Cantábrica occidental y Pirineos.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado los avisos por oleaje en Almería, Granada, Málaga, Asturias, Mallorca, Ibiza y Formentera, Cantabria, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Vizcaya y Comunidad Valenciana, que ascenderá a importante en Girona y Tarragona.

Además, el viento activará los avisos en Almería, Granada, Asturias, Ibiza y Formentera, Cantabria, La Rioja, Madrid, Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid, Soria, Zamora, Albacete, Guadalajara, Tarragona, Lugo, Álava y Castellón. También estarán en riesgo por nieve Huesca, Navarra y Lérida, así como A Coruña por lluvia.

Este martes, debido a la aproximación de un sistema frontal atlántico, en el tercio norte peninsular los cielos estarán nubosos o cubiertos, con lluvias y chubascos, más intensos y frecuentes en el norte y oeste de Galicia y Pirineos. En el resto del cuadrante noroeste peninsular y del sistema Ibérico, cielos nubosos con probabilidad de precipitaciones dispersas en áreas montañosas.

Las cotas de nieve se situarán en el Pirineo entre los 900 y los 1.000 metros, bajando hasta los 600/800 metros; en el resto de la mitad norte peninsular, en torno a 900/1.100 metros, aunque en el alto Ebro, sistema Ibérico y Baleares podrán situarse en 800/1.000 metros. En el oeste de la cordillera Cantábrica y sistema Central, irán ascendiendo hasta los 1.000/1.200 metros; y en el sureste, unos 1.200/1.400 metros.

Las temperaturas diurnas y nocturnas experimentarán un descenso en todo el país, que será notable para las máximas en las mitades norte y este peninsulares. Se esperan heladas en los sistemas montañosos de la Península, más intensas en Pirineos y en la cordillera Cantábrica occidental, así como en amplias zonas de la meseta Norte e interior sureste.

El viento soplará fuerte o con intervalos de fuerte del norte o noroeste en el Ampurdán, Menorca y Bajo Ebro; intervalos de viento fuerte de poniente en el entorno de Alborán y del noroeste en el área mediterránea, tendiendo a amainar; en el Cantábrico, del noroeste tendiendo a rolar a componente sur en el sector occidental; y viento del oeste o noroeste en el resto de la Península, con rachas fuertes en áreas montañosas de los tercios norte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here