‘Gracias, no queremos nada’, una campaña que protege a los consumidores vulnerables

El Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en marcha una campaña realizada desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) para salvaguardar los derechos de los más mayores ante las ventas por teléfono y puerta a puerta

campaña

Las visitas de comerciales puerta a puerta o las ventas realizadas por teléfono son cada vez más frecuentes. Sin embargo, muchos consumidores no conocen sus derechos, ni comprenden los riesgos que pueden acarrear este tipo de acciones. Por este motivo, el Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en marcha una campaña realizada desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) para salvaguardar los derechos de todas las personas, en especial, de los más mayores.

Bajo el lema ‘Gracias, no queremos nada’, el consistorio pretende asesorar a las personas de edad más avanzada, los cuales muestran una mayor vulnerabilidad. A través de cuatro charlas en distintas asociaciones, la campaña ofrecerá consejos para hacer frente a la presión de los vendedores.  Además, se mostrará cómo ejercer el derecho a desistir de sus compras.

Algunas recomendaciones

No abrir la puerta ni facilitar datos personales y no permitir que los vendedores les acompañen al banco para sacar o transferir dinero son solo algunas de las recomendaciones. Sin embargo, estas no son las únicas. Desde la campaña también se insiste en que es posible volverse atrás en los 14 días posteriores de la firma del contrato. Siempre recordando que no es necesario dar explicaciones y que esto no conlleva la pérdida de ninguna señal. Aquí puedes ver el díptico al completo.

Las charlas se impartirán a lo largo del mes de diciembre en las asociaciones El Tormes y La Golondrina. Sin olvidar a las de San Juan Bosco, Vidal III, La Vega y Comuneros.

Con ellas, el Ayuntamiento de Salamanca quiere poner freno a las decenas de consultas y reclamación que atiende la OMIC. Estas, que principalmente son realizadas por personas mayores, recogen quejas por la compra de productos y servicios que les han ofertado puerta a puerta o por teléfono. Así, con esta campaña se persigue “prevenir los riesgos de estas ventas y facilitar que el consumidor compre con garantías”, tal y como afirman desde el Gobierno municipal.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*