Una beca para luchar por los Derechos Humanos

La salmantina Gloria Moronta reside en Nueva York desde el pasado mes de agosto, gracias a un programa de ‘la Caixa’, con el que cursa un Máster en Relaciones Internacionales en la Columbia University

Gloria Moronta, frente a la fachada de la Columbia University.
Gloria Moronta, frente a la fachada de la Columbia University.

La paz sólo puede durar cuando se respetan los derechos humanos, cuando las personas tienen qué comer y cuando los individuos y las naciones son libres”, aseguraba el decimocuarto y actual Dalai Lama en el año 1989 como parte de su discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz. Tres décadas después de que pronunciara estas palabras, los principios a los que hacía referencia continúan chocando con un muro de vulneraciones en diversas zonas del mundo.

Con el objetivo de contribuir a la visibilización de esta realidad y de prevenir y resolver conflictos armados, la salmantina Gloria Moronta, graduada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Salamanca, y especialista en Información Internacional y Países del Sur por la Universidad Complutense de Madrid, se mudó hace dos meses a Nueva York. Allí está cursando un Máster en Relaciones Internacionales en la Columbia University, una de las instituciones académicas más prestigiosas de los Estados Unidos. Lo hace gracias a una de las becas concedidas el pasado mes de mayo por la Fundación ‘la Caixa’ destinadas a que 120 candidatos amplíen su formación con estudios de posgrado en América del Norte y Asia-Pacífico. Estas ayudas, que forman parte de la trigésimo séptima edición del programa, cubren la totalidad del coste de la matrícula, pasajes de avión y un estipendio mensual para gastos de alojamiento y comida.

“En mi caso, estoy cursando un máster de dos años de duración enfocado al Derecho Internacional de los Derechos Humanos y en cómo los medios de comunicación y el acceso a la información pueden contribuir a prevenir o resolver conflictos. Creo que esta oportunidad me va a permitir tener una formación teórica sólida y compaginarlo con una aplicación práctica de lo que voy aprendiendo”, explica la salmantina.

Colombia

Sin embargo, este no es su primer contacto con las cuestiones humanitarias. “Antes de mudarme a Nueva York estuve viviendo durante casi seis años en Colombia, donde he sido consultora en materia de Derechos Humanos y Comunicaciones en la Organización Internacional para las Migraciones, la Unidad para la Reparación a las Víctimas y, en el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia”, comenta sobre su interés previo en temas relacionados con civiles que han sobrevivido a una guerra. “Uno de los ejes centrales en los que trabajé este tiempo fue en investigar qué podemos hacer como sociedad para que se reconozcan las violaciones de derechos humanos y los daños causados en un conflicto, con el objetivo de reconstruir posteriormente el tejido social”, asegura. Una labor vital, teniendo en cuenta que Colombia es el país con el registro más extenso de víctimas del mundo.

La salmantina en el centro de Manhattan, cerca de Times Square.
La salmantina en el centro de Manhattan, cerca de Times Square.

Tras esta experiencia, la joven de treinta y dos años tuvo claro que quería continuar formándose en la materia. “Me llamó mucho la atención el hecho de que la beca de ‘la Caixa’ permitía elegir la institución en la que cursar el posgrado y la Columbia University me pareció la mejor opción por la calidad de su programa y por el hecho de que Nueva York es la sede de las Naciones Unidas y de otras organizaciones en las que me gustaría seguir trabajando en el futuro”, afirma.

Además, la Gran Manzana le está ofreciendo la oportunidad de compartir espacio y vivencias con personas de todas las partes del mundo. “Coincido en clase con alumnos de Tayikistán, de China, de Perú y de la India, entre otras nacionalidades, y todos ellos cuentan con experiencias de las que estoy aprendiendo mucho”, asegura sobre el ambiente multicultural que rodea a la Universidad. “Gracias a eso se construyen redes y se generan reflexiones comunes sobre problemas sociales que nos interesan como ciudadanos. Además, siempre hay muchos proyectos en los que participar y estoy pensando en qué iniciativas me gustaría involucrarme a largo plazo”, añade.

En cuanto a sus expectativas, Gloria no tiene dudas. “Espero que el máster me permita realizar más adelante un trabajo que me apasione, teniendo la preparación necesaria”, concluye.

Gloria Moronta.
Gloria Moronta.

PERFIL

  • Nombre: Gloria Moronta
  • Ocupación: Periodista y traductora
  • Tiempo fuera: Dos meses
  • Lugar de residencia: Nueva York (Estados Unidos)
  • Habitantes: 8.623 millones
  • Distancia: 5.589 kilómetros
  • Diferencia horaria: Seis horas menos

Últimos acordes al violín en Lisboa

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*