Vecinos con alas y hojas en la ciudad

La asociación de universitarios Colectivo Bellotero abre sus "paseos ornito-botánicos" a los ciudadanos con el objetivo de dar a conocer la avifauna y la flora de parque como el de los Jesuitas, y preservar así la naturaleza

Los "paseos ornito-botánicos" se desarrollan en el parque de los Jesuitas y en la ribera del Tormes.

Ellos, los estudiantes que dan vida al Colectivo Bellotero, ya organizaban salidas por la ciudad para descubrir la fauna y la flora a los universitarios. La experiencia resultó muy efectiva para promocionar el cuidado de la naturaleza y decidieron abrir sus “paseos ornito-botánicos” a todos los ciudadanos.

Las personas interesadas se inscriben a través de un correo electrónico y cuando hay un grupo se organiza una salida, que arranca en el parque de los Jesuitas y finaliza en la ribera del río. Los paseos se harán hasta mayo y la idea es que volver a hacerlos en septiembre.

Los “paseos ornito-botánicos” funcionarán hasta mayo y volverán a ponerse en marcha el curso que viene

A lo largo del recorrido se van haciendo paradas para explicar las curiosidades de los habitantes alados que sobrevuelan, comen y anidan en parques como el de los Jesuitas o en el río Tormes. O para hablar de botánica, de la hiedra o de las magnolias y sus millones de años de existencia. La riqueza de estos paseos es que se abordan desde disciplinas como biología, botánica, mitología o fitoterapia (estudio de las propiedades y las aplicaciones medicinales de las plantas).

Este ejemplar de Cormorán puede avistarse en el río Tormes.

Pablo Barba, del Colectivo Bellotero, concluye que “es una forma de que la gente conozca la biodiversidad de esta ciudad y que así se preserve la naturaleza”. Dice que “primero hay que aprender lo que tenemos para poder valorarlo”.

Están muy contentos con los resultados y cuenta que “a los paseos viene gente de todas las edades y por diferentes motivos, gente que quiere refrescar sus conocimientos, familias con niños, personas mayores, que se quedan impresionados si hay suerte y vemos al halcón de la Catedral volando o a al martín pescador que surca el Tormes”.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*