El juego, una herramienta para mejorar la lectura y tratar la dislexia

La Universidad de Salamanca y la plataforma Glifing firman un convenio de cooperación educativa para estudiantes en prácticas

Glifing es una plataforma digital que ofrece a las escuelas y a las familias una herramienta para mejorar el aprendizaje de la lectura a través de juegos de ordenador, un método basado en un “entrenamiento sistemático que permite a las personas con dificultades para adquirir fluidez lectora mejorar su rendimiento de forma lúdica” y que resulta eficaz para detectar y tratar problemas como la dislexia.

Ahora, la Universidad de Salamanca y Glifing han firmado un convenio de colaboración educativa que permitirá a los estudiantes de Informática de la USAL realizar sus prácticas externas en los centros de trabajo con los que esta plataforma cuenta en Salamanca y Barcelona.

En la actualidad, este método para la enseñanza de la lectura y el abordaje de las dificultades asociadas se utiliza en un centenar de colegios de todo el país y en más de 300 centros de reeducación. Entre ellos hay cinco escuelas rurales de Salamanca que, desde hace dos años, emplean de manera gratuita este sistema gracias al proyecto solidario de Glifing denominado Abesedari: Los CRA Cañada Real de Rágama, Paradinas de San Juan, Nava de Sotrobal, Cantaracillo y Bóveda del Río de Almar.

Además de favorecer la comprensión lectora a través del juego, el programa permite trabajar habilidades cognitivas como la memoria y la atención, por lo que es una herramienta que dota a las escuelas de recursos para fomentar la adquisición de competencias básicas en lectura y escritura.

Colegios, centros de refuerzo, hospitales neuropediátricos, asociaciones de dislexia y otras entidades utilizan esa herramienta en su labor diaria, ya sea como método para enseñar a leer o para detectar y corregir problemas de lectura.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*