El agua del Duero, controlada por satélite

Ante la peor sequía registrada en los últimos 20 años, un grupo de investigadores de la Universidad de Salamanca pone en marcha un sistema para el ahorro de agua y la detección de regadíos ilegales

Nos encontramos ante uno de los periodos de estiaje más grave de la historia. Llegados a esta situación, hay quien se pregunta si el problema obedece a un ciclo natural y/o a una mala gestión del agua en el país. Ante esta situación, el Grupo de Investigación sobre Tecnologías de la Información para la Digitalización 3D de Objetos Complejos de la Universidad de Salamanca, ha puesto en marcha una herramienta para ayudar a gestionar nuestros recursos hídricos: Revela-Duero.

Se trata de una herramienta que ha permitido “llevar un control preciso desde el espacio de los recursos hídricos destinados a la actividad de regadío en la Cuenca del Duero, la más extensa de la Península Ibérica”, según indican sus promotores, el catedrático de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría Diego González Aguilera.

Revela-Duero se concibe como una herramienta basada en software libre que permite controlar en tiempo real y mediante un clic de ratón el uso que los regantes de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) hacen de los recursos hídricos de toda la demarcación de la Cuenca, la cual abarca en torno a 80.000 kilómetros cuadrados. Su desarrollo se ejecutó en el marco de un proyecto promovido por la Confederación Hidrográfica del Duero y desarrollado por el grupo de TIDOP de la E.P.S de Ávila, en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha.

En palabras del investigador principal, Revela-Duero “permitirá ahorrar agua y servir de apoyo al organismo de vigilancia de la guardería fluvial al detectar los regadíos que incumplen la normativa a partir de los datos espaciales”, todo ello complementado con “información cartográfica procedente del del SIGPAC, del organismo de la Cuenca, de las declaraciones de los propietarios de las parcelas, así como la proporcionada por los guardas fluviales en sus visitas rutinarias a las parcelas”, explica.

Además, el sistema permite determinar “el volumen de agua consumido y el tipo de cultivo establecido en las parcelas”. Actualmente, los investigadores se encuentran cotejando todos los datos recogidos desde la puesta en marcha de Revela-Duero, a principios de 2017.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*