El yacimiento de Siega Verde, declarado ‘Patrimonio Rupestre Europeo’

Es el primer yacimiento de España que recibe este distintivo por parte del Itinerario Cultural del Consejo de Europa

La consejera de Cultura y Turismo, en el yacimiento de Siega Verde.

El yacimiento de Siega Verde, en la provincia de Salamanca, ha recibido este lunes el distintivo de Patrimonio Rupestre Europeo por parte del Itinerario Cultural del Consejo de Europa. Un itinerario del que también pasa a formar parte el yacimiento de Foz Côa, en la vecina Portugal, lo que permitirá desarrollar el proyecto PALEOARTE, que incluye un amplio programa de iniciativas de investigación y difusión de estos yacimientos rupestres, declarados Bienes Patrimonio de la Humanidad.

El anuncio se ha hecho público durante una visita de la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, María Josefa García Cirac, a Siega Verde, descubierto en 1988 y declarado Bien de Interés Cultural en 1998 por la Junta y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2010. A lo largo de estos años, la Administración autonómica ha realizado una inversión de 1,7 millones, destinados a la investigación, conservación y difusión de este yacimiento ahora reconocido por el Itinerario Cultural del Consejo de Europa Caminos de Arte Rupestre Prehistórico, con el distintivo de Patrimonio Rupestre Europeo, valorando así la calidad de sus servicios culturales y turísticos. De este modo, Siega Verde se erige como el primer yacimiento que recibe tal distinción, de los más de cien que conforman este Itinerario.

En palabras de García Cirac, la estación rupestre salmantina “constituye un ejemplo a seguir como modelo de gestión armonizada, desde el punto de vista técnico y científico, a la vez que se realiza una gestión participada desde una perspectiva social y administrativa, con los agentes sociales de la zona, a través de la magnífica labor de la Asociación para el Desarrollo de la Comarca de Ciudad Rodrigo (Adecocir) y los ayuntamientos en los que se encuentra”.

Tanto el reconocimiento de Siega Verde como Patrimonio Rupestre Europeo como la incorporación de Foz Côa al Itinerario Cultural suponen una nueva fortaleza en el modo de gestión que el Centro de Patrimonio Mundial solicita para los sitios declarados por Unesco y, además, constituyen un impulso para  el desarrollo de esta zona salmantina y portuguesa, según ha manifestado la consejera.

Siega Verde, junto con Atapuerca, inciden en la importancia de Castilla y León como cuna de las más importantes manifestaciones de la prehistoria humana en España y en el mundo occidental: del origen y evolución de la especie humana, pero también de su pensamiento simbólico y de su capacidad de expresión artística. El magnífico conjunto de obras de arte que se conservan en el yacimiento de Salamanca -más de 90 paneles pétreos con más de 650 grabados de la época paleolítica identificados hasta el momento- hacen de este lugar una auténtica joya arqueológica y, junto con el Foz Côa portugués, uno de los mejores santuarios de arte rupestre del mundo, el mejor entre los situados al aire libre.

Actividades de investigación y promoción

La colaboración con Portugal se ha querido impulsar en este Año Europeo con la iniciativa PALEOARTE. Arte Paleolítico en la Frontera, que tiene como objetivo intensificar las acciones de conservación y divulgación y aplicar en ellas los métodos y las tecnologías con que la sociedad cuenta en la actualidad. El proyecto cuenta con una serie de actividades que se celebrarán, en su mayoría, a lo largo de este año y que contemplan tres apartados: investigación, mejora de las infraestructuras y difusión.

En las actividades de investigación se priorizará en los próximos meses la exploración, tanto de las representaciones artísticas como de los grupos humanos que las crearon. Respecto al Aula Arqueológica, a lo largo de 2018 y 2019 se procederá a renovar los contenidos y a mejorar las instalaciones y otros aspectos de este centro de recepción de visitantes.

En cuanto a las actividades de difusión, precisamente este lunes se ha inaugurado la primera de las acciones, con una nueva itinerancia de la exposición El Arte de la Luz, que podrá visitarse en el Parador de Ciudad Rodrigo. Por otro lado, durante el próximo verano tendrán lugar visitas nocturnas teatralizadas, que permitirán que los visitantes vivan una experiencia inolvidable y sientan de forma más cercan la prehistoria, escuchando a los protagonistas narrar con un toque de humor obras teatralizadas.

También se llevarán a cabo visitas especiales dirigidas a familias con niños, con el fin de seguir promoviendo la toma de conciencia sobre este Patrimonio Cultural de la Humanidad, su vulnerabilidad y los esfuerzos que se necesitan para su protección y conservación. En otoño se realizarán conferencias y talleres en centros educativos de la zona transfronteriza, y en noviembre, durante la celebración de la Bienal AR&PA, que tendrá como idea central el El papel del patrimonio cultural en la construcción de Europa, Siega Verde/Vale do Côa estarán presentes con un estand conjunto y la realización de talleres de arqueología experimental.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*