Hierro y forja en el reinado de Don Dinis

Quienes se acerquen los días 31 de marzo y 1 y 2 de abril a la villa portuguesa de Torre de Moncorvo podrán disfrutar de un apasionante viaje a una bohemia y oscura Edad Media

Dos hombres recrean luchas medievales en la Feria de Torre de Moncorvo.

La localidad portuguesa de Torre de Moncorvo acogerá los días 31 de marzo y 1 y 2 de abril una nueva edición de su Feria Medieval. Este año está dedicada al hierro y a las herrerías durante el reinado del rey Don Dinis, figura central de esta atractiva cita que nació en 2011 y que se ha consolidado como evento indispensable en el panorama de las ferias medievales del país vecino.

Los vecinos de Torre de Moncorvo se vuelcan en la celebración de su Feria Medieval.

Gracias a este acontecimiento, el visitante tendrá ocasión de viajar en el tiempo y trasladarse a una época de luces y sombras. Mendigos, gitanas, magos, bufones, malabaristas y tragafuegos, saltimbanquis, juglares y trovadores, demostraciones de armas, músicas y danzas medievales… La ambientación está asegurada en una feria en la que será posible observar las diversas fases del “ciclo del hierro”, desde la excavación y el transporte del mineral en chirriantes carros, hasta la fundición y la forja artesanal.

No faltarán los vendedores ni los mercaderes en una cita durante la que se harán ofrendas a Santa Bárbara, la patrona de los mineros. “Por el hierro vivo, por el hierro muero” y “A hierro y fuego” serán dos de los espectáculos que se mostrarán estos días en uno de los acontecimientos más señalados para la villa portuguesa, cuyos vecinos participan intensamente en su celebración, al tiempo que ofrecen su característica hospitalidad a quienes se acercan a disfrutarla.

Recreación de la boda del rey Dinis en Torre de Moncorvo.

El evento incluirá el tradicional mercado medieval, constituido por más de 70 expositores de artistas y artesanos, además de tabernas y puestos de alimentos, y en el que tendrán lugar interesantes recreaciones históricas, luchas de caballero, exhibiciones de aves, espectáculos ecuestres… Pero además de la faceta más bohemia y lúdica de la época, también se mostrará al público el lado más oscuro de la Edad Media. Suspendidas en las calles podrán verse jaulas de hierro que encierran a los prisioneros que cumplen condena, mientras en el callejón oscuro y sucio de la destilería acechan rameras y rateros y en el barrio de los leprosos los enfermos viven en total ostracismo.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*