Experiencias para sentir la Pasión en la provincia

Entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección, muchos pueblos salmantinos ofrecen interesantes propuestas para vivir la Semana Santa lejos de la ciudad y disfrutar de este periodo en medio de bellos parajes e históricas tradiciones

La Crucifixión en Serradilla del Arroyo.

Pasiones vivientes que representan momentos bíblicos, procesiones, caminos de peregrinación siguiendo los pasos de grandes personajes de la historia por sierras y dehesas y una rica y variada gastronomía caracterizan la Semana Santa de la provincia de Salamanca. Como recuerda la Diputación de Salamanca desde su portal turístico salamancaemocion.es, las celebraciones dan comienzo el Domingo de Ramos con el Auto de Pasión de Béjar. Al día siguiente, la Catedral de Ciudad Rodrigo y sus plazas se transforman en un escenario para representar los ‘Diálogos de la Pasión y Muerte’, y el Jueves Santo, en el atrio de la iglesia de La Alberca, tiene lugar una vibrante recreación de las escenas del Misterio.

El Viernes Santo, en Serradilla del Arroyo, las representaciones alcanzan su mayor intensidad, transformándose el pueblo entero en una ceremonia de más de tres horas que concluye con la sobrecogedora escena de la crucifixión. Esta misma jornada también discurre un singular Vía Crucis por las empinadas calles de Candelario. Estos ritos muestran la gran intensidad con la que las gentes de la provincia viven la Semana Santa, y no dejarán indiferente al visitante que se acerque a presenciarlos; como tampoco las procesiones que tienen lugar en estos municipios y también en otros, como Peñaranda de Bracamonte, Lumbrales, Vitigudino o Ledesma.

Semana Santa en Ciudad Rodrigo.

Estas fechas constituyen también un buen momento para conocer la ruta ‘De la cuna al sepulcro, que une las dos ciudades clave en la vida de Santa Teresa de Jesús, Ávila y Alba de Tormes, y guía al peregrino a seguir los pasos de la fundadora de la Orden de Carmelitas Descalzos. En el municipio de Alba de Tormes, el visitante podrá ser testigo de cómo fueron los últimos momentos de la vida de la escritora cumbre del Siglo de Oro.

La autora de obras como ‘Camino a la perfección’ o ‘Las Moradas’, descansó tras su retiro de una vida de espiritualidad en el monasterio de La Anunciación. A este templo acuden miles de peregrinos para orar y contemplar el sepulcro, así como para visitar el Museo Carmelitano Carmus, que cuenta con un patrimonio artístico y espiritual que incluye las reliquias de Teresa. Además, en el lado gastronómico resulta imprescindible degustar las yemas de Santa Teresa, un dulce tradicional del municipio albense.

Una procesión en La Alberca.

Rutas para encontrarse

Además de la Ruta Teresiana, cruzan la geografía salmantina otros caminos de peregrinación, mediante los cuales el peregrino puede seguir los pasos de figuras históricas mientras dedican tiempo a encontrarse con ellos mismos.

Así, más de 100 km de la Vía de la Plata, desde la Sierra de Béjar hasta La Armuña, discurren por la provincia de Salamanca. Dehesas y llanuras acompañan al peregrino en su viaje hasta Santiago de Compostela, con paradas imprescindibles como el puente de la Malena, el fortín de la Calzada de Béjar o el puente romano de la capital.

Otro itinerario destacado es el Camino de San Francisco de Asís, en el cual se puede rememorar su viaje hasta Lisboa, desde Ledesma a Ciudad Rodrigo y los límites de Portugal. Mientras, el Camino de la Peña de Francia nació debido a que los peregrinos jacobeos abandonaban la Vía de la Plata atraídos por los milagros de la Virgen de la Peña de Francia, en el monasterio de la Virgen Negra. Naciendo en la localidad de Béjar, este trazado de 72 kilómetros atraviesa los valles y ríos de las sierras de Béjar y Francia, Reservas de la Biosfera por la Unesco. En definitiva, un amplio y enriquecedor abanico de posibilidades para disfrutar de una Semana Santa rica y diferente.

Emoción y recogimiento en Béjar con la escenificación
de ‘La Sentencia’

La ciudad, que ha solicitado que se declare su Semana Santa Fiesta de Interés Turístico Regional, desarrollará un intenso programa de actos y procesiones de gran belleza

Una imagen de ‘La Sentencia’, en Béjar.

Hace unos días, representantes del Ayuntamiento de Béjar y de las hermandades y cofradías de la localidad anunciaban que han solicitado a la Junta de Castilla y León la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional para su Semana Santa. No es para menos. Desde hace años, la Ciudad se esfuerza por llenar de significado cultural y religioso un periodo de gran atractivo turístico y gran relevancia para muchos de sus vecinos.

En el intenso programa de procesiones y actividades previsto para esta celebración destaca, un año más, la esperada representación de ‘La Sentencia’, uno de los actos centrales del Viernes Santo. Tendrá lugar el 30 de marzo, a partir de las 12:45 horas, en la Plaza Mayor bejarana. Realizada por la Hermandad de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de las Angustias y el colectivo Teatro Telar, la escenificación se iniciará con el desfile de centuria romana y la lectura del edicto desde el balcón del Ayuntamiento. Tras ‘El prendimiento en el Huerto de los Olivos’, se regresará a la Plaza Mayor para ‘La condena del Sanadrín”. El Palacio Ducal albergará la dramatización de la sentencia, que dará paso a la representación del Viacrucis al Calvario.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*