Nueva vida a los restos ocultos del Botánico

El solar del Botánico se acondicionará en un plazo de ocho meses, tras la licitación y adjudicación de trabajos; lo que permitirá convertir los restos arqueológicos que alberga la zona en un espacio visitable, gracias a la colaboración de la Universidad y el Ayuntamiento de Salamanca

Las obras del Botánico también contemplan pasarelas elevadas, cartelería y alumbrado para visitas nocturnas.
Las obras del Botánico también contemplan pasarelas elevadas, cartelería y alumbrado para visitas nocturnas.

El objetivo del Ayuntamiento de Salamanca es acondicionar el solar del Botánico para convertirlo en un nuevo espacio visitable y apreciar los restos arqueológicos que, hasta ahora, se encontraban a merced de la vegetación y continuo proceso de deterioro.
La Universidad de Salamanca, propietaria del enclave, ha cedido al Consistorio salmantino por un periodo de 25 años para adecuar los más de 10.500 metros cuadrados que comprende la zona de actuación y para que todos los interesados puedan acercarse a visitar los restos que data, incluso, del siglo XV y que fueron descubiertos en el año 2001.

“Esta actuación, fruto de la colaboración entre ambas instituciones con motivo de la conmemoración del VIII Centenario, da respuesta a una necesidad histórica para la ciudad y pone en valor los restos arqueológicos descubiertos en el solar del Botánico potenciando su visibilidad”, argumentaron el rector de la Universidad, Ricardo Rivero, y el alcalde de Salamanca, Alfonso F. Mañueco.

No obstante hasta se prevé que hasta el primer trimestre de 2019 no comiencen los trabajos. “El proyecto debe aprobarse y pasar a licitación y adjudicación de las obras”, confirman fuentes del Ayuntamiento de Salamanca. Una vez comenzado el trabajo de acondicionamiento, se ha establecido un plazo de ocho meses para la realización de las obras.

Este proyecto que convertirá las ruinas en un espacio visitable y de museo cuenta con el visto bueno de la Comisión de Patrimonio y con un presupuesto de 776.000 euros. Se incluyen actuaciones de conservación y protección de los restos arqueológicos del convento de San Agustín, del Colegio de Cuenca y el entorno urbano; de acondicionamiento del espacio para la visita pública y, entre otras, de mejora de la imagen y tratamiento vegetal del solar para entroncar con su antigua configuración de jardín botánico.

Las obras comenzarán con el descubrimiento y limpieza de los restos arqueológicos, actualmente tapados con una malla de textil, “y se complementarán con la impermeabilización, protección y la instalación de drenajes y evacuación de pluviales”.
También, se tiene previsto demoler el antiguo graderío y el pavimento de la pista polideportiva que permanecen en las cercanías de la calle Balmes. Además, “para garantizar la accesibilidad y facilitar el acceso a los visitantes, se adecuarán dos accesos al recinto. Por un lado, la entrada por la zona baja de la calle Oviedo, apta para pequeños vehículos auxiliares. Y, por otro, la entrada desde el arco de San Gregorio”.

Se propone en la entrada por la calle del Parque, pasado el arco de San Gregorio, que el itinerario se acompañe de árboles a ambos lados y, además, se diseña un lienzo vegetal de plantas trepadoras que se antepone a la fachada del edificio del aparcamiento, que mejorará su estética. Esta actuación se realizará con el objetivo de retomar la imagen de abundante vegetación que tuvo el lugar y que haga referencia a su pasado como jardín.

El proyecto, a su vez, recoge un edificio de servicios que albergará los aseos generales y un pequeño almacén. Se ubicará en el lugar que, en la actualidad, ocupa el edificio de vestuarios y aseos de las antiguas instalaciones polideportivas.

El conjunto arquitectónico contempla vallado y cerramiento general del solar y la instalación de sistemas de seguridad de videovigilancia.

Las obras contemplan pasarelas elevadas, cartelería y alumbrado para visitas nocturnas

Restos arqueológicos
En el año 2001, Salamanca recuperaba parte de su historia con el descubrimiento de los restos arqueológicos que alberga el solar del Botánico junto con valiosas informaciones de diversas culturas celtibéricas, romanos, medievales, que confluyen en el convento de San Agustín, el Colegio Mayor de Cuenca o la antigua Judería.

Para facilitar la visita a estos restos, las obras contemplan pasarelas elevadas en los itinerarios, señalización y cartelería. Por último, se plantean la posibilidad de realizar visitas nocturnas con la instalación de diversos tipos de alumbrado según se ubique en las entradas al recinto o en los recorridos.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*