“Hay mucha gente apostando para lograr erradicar el VIH”

La salmantina María Salgado Bernal ha recibido el galardón Dominique Dormont en el congreso mundial de la International AIDS Society en reconocimiento a su trabajo como joven investigadora sobre el virus del sida

La doctora María Salgado, recibiendo el Premio Dominique Dormont en París.

El pasado 26 de julio, María Salgado Bernal, una joven investigadora salmantina, se hacía con el Premio Dominique Dormont como reconocimiento a su trabajo sobre el VIH. “Fue una sorpresa y un punto muy bonito en mi carrera y que, pocas veces, los investigadores solemos tener”, confiesa la doctora, quien recibió el galardón en el marco del congreso mundial de la International AIDS Society y de manos de Françoise Barré-Sinoussi -científica francesa y Premio Nobel de Medicina en 2008-.

María Salgado, que trabaja desde hace unos cinco años dentro del grupo de Javier Martínez-Picado de Retrovirología y Estudios Clínicos de Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, en Barcelona, se presentó al congreso con un estudio sobre seis pacientes en los que investiga la posible relación del trasplante de células madre con una cura potencial de la infección por el VIH. La doctora recibió su condecoración al ser ‘joven investigadora’ dentro de un grupo de trabajo que lucha día a día para conseguir este propósito. “En el campo de la erradicación del VIH, hay mucha gente apostando hoy en día para que la curación sea posible”, alienta Salgado.

La salmantina lleva más de diez años dedicándose a pleno rendimiento a la investigación en este campo, materia de la que confiesa que “para que un país sea competitivo debe apostar por ello y España está muy por detrás de lo deseable”. Su tesis universitaria se basó en estudios sobre el VIH y, posteriormente, trabajó en la Universidad Johns Hopkins del Baltimore, en el laboratorio donde se descubrió que una pequeña parte del VIH permanece ‘dormida’ en el organismo y, por ello, los fármacos no pueden atacar al virus. Cabe señalar, según explica la doctora, que “aunque los pacientes se encuentren bien de salud, si paran el tratamiento antirretroviral, el virus empieza a multiplicarse de nuevo.

En la actualidad, el grupo de trabajo al que pertenece esta salmantina parte del caso de Timothy Brown conocido como El Paciente de Berlín, gracias Brown, “se vio que la curación podía ser posible”.
Este paciente infectado por VIH recibió un trasplante de células madre con una mutación que las hacía resistentes al virus. Unos años después de la intervención, Brown se había curado del cáncer que padecía y el virus había salido de su organismo.

Con este ejemplo, desde el departamento de Retrovirología y Estudios Clínicos de IrsiCaixa investigan factores asociados al trasplante que pueden influir en una posible curación de la infección por el VIH. Esta intervención no se podría realizar a todo el mundo “ya que el ratio de mortalidad es muy alto, sólo se puede aplicar a personas que padecen cáncer y necesitan esta terapia para curarlo”.

Sin embargo, “es algo que nos da mucha información y se puede aplicar a otras estrategias contra el VIH como fármacos, vacunas…”, asevera.

En estos momentos, este grupo de trabajo está siguiendo a unos 25 pacientes gracias a IciStem, el consorcio europeo que les avala. Pero, en investigación, “un paso pequeño lleva años”. Una de las asignaturas pendientes y que retrasa mucho el trabajo de estos profesionales es conseguir financiación: “Sólo con fondos públicos, ahora mismo, sería imposible realizar el trabajo que hacemos”, lamenta la doctora salmantina.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*