Cuando Monsagro era un mar y estaba muy cerca del Polo Sur

El próximo verano podría estar abierto el museo de fósiles, primera fase del gran centro de interpretación, que se convertirá en uno de los museos punteros en Europa por su dotación tecnológica

El año pasado fuero 4.500 las personas que visitaron la localidad de Monsagro con el objetivo de participar en la “Ruta de las huellas fósiles”; y desde que se puso en macha el programa, en 2015, han sido 14.000 los turistas que han recorrido las calles de esta población para contemplar las marcas que el tiempo ha dejado en las piedras que salpican el término municipal y que han servido para dar forma y decorar las paredes de la mayoría de las edificaciones.

El programa continúa este verano, durante los meses de julio y agosto. Se trata de una iniciativa promovida por la Diputación, la Universidad de Salamanca y el Ayuntamiento de la localidad por el que se muestran las numerosas pistas fósiles que imprimen la personalidad del paisaje urbano de Monsagro. Hay que tener en cuenta que sólo existen otros dos pueblos en toda España que tengan esta singularidad.

Las visitas están tuteladas por un grupo de estudiantes de Geología e Ingeniería Geológica de la Universidad, que actúan como geomonitores. Además, este año, como novedad, se ha incorporado un biólogo que se encarga de enseñar el museo de fauna y el jardín botánico.

Las visitas se desarrollan de lunes a domingo, desde las ocho de la mañana a las dos de la tarde en horario matinal y de cuatro a ocho de la tarde, durante la jornada vespertina. La visita dura un ahora y es necesario concertar cita para el desarrollo de la ruta. El nuevo teléfono de solicitud de visita es el 676960372

La ruta urbana que nos proponen desde el Ayuntamiento de Monsagro es muy original, pues supone descubrir y curiosear por los antiguos fondos marinos, cuyas huellas se han convertido en la expresión estética que identifica el casco urbano de esta población. Los fósiles son marcas del pasado, resultado de la acción de las olas sobre un fondo marino arenoso y de la actividad de múltiples organismos que lo poblaban hace 450 millones de años: gusanos (Skolithos, Daedalus), trilobites (Cruziana, Rusophycus). En aquel entonces, Monsagro se localizaba a una latitud muy diferente de la actual, en el Hemisferio Sur, cerca del Polo y era un mar.

Para solicitar una visita guiada, los interesados deberán ponerse en contacto con la organización a través del teléfono  676960372 

Y si la visita al casco urbano del municipio fronterizo supone una auténtica experiencia, tanto para los turistas con interés científico como para los profanos en la materia, el futuro museo de los fósiles será el complemento para una jornada de ciencia perfecta.  Las obras de construcción de este gran espacio expositivo comenzaron en 2006 y, gracias a las ayudas recibidas este año se ha podido retomar la ejecución de la segunda fase del proyecto, “si el año que viene conseguimos de nuevo los fondos, podremos abrir una parte del museo en el verano de 2018”, asegura el alcalde de Monsagro, Francisco Ángel Mateos. Este centro de interpretación y exposición se convertirá en uno de los museos más innovadores de Europa. “El visitante tendrá la oportunidad de sumergirse en el mar a través de un ‘túnel del tiempo’ y  descubrir la situación geológica en la que se encontraba la zona hace 450 millones de años”, aclara el alcalde. De esta manera, será fácil para el visitante entender cómo llegaron a formarse los fósiles que emergieron a la superficie y hoy contemplamos en forma de ornamento. El museo estará dotado con las últimas tecnologías audiovisuales para recrear el escenario marino y la formación de las huellas que dejaros los organismos vivos que habitaron en él.

Uno de los fósiles que se puede ver en las fachadas de Monsagro.

No obstante, lo primero que se abrirá al público será el museo de fósiles. “La mayoría de las piezas están ya en el museo de una de las mejores colecciones de Castilla y Leon, que sera completada con piezas de la Universidad de Salamanca”. El objetivo es que el visitante tenga una muestra cronológicamente ordenada de las diferentes especies y otras marcas, como el movimiento de las olas del mar en el fondo marino, que el tiempo ha ido dejando en la superficie. El museo estará especializado, en exclusiva, en piezas pertenecientes a la Era Primaria o Paleozoica, ya que los fósiles marinos que se pueden encontrar en esta zona del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia proceden de esta época, que comenzó hace 570 millones de años y duró hasta hace 246.

Recurso turístico

“Hemos pasado de ser un pueblo perdido a aparecer en revistas científicas de Estados Unidos”, comenta orgulloso el alcalde de la localidad. Y es que como bien presume Mateos, la prestigiosa publicación International Journal of Digital Earth, se ha hecho eco de la iniciativa de Monsagro y dedica un amplio reportaje al modelo de Desarrollo Geológico por el que ha apostado el municipio y que ha conseguido ponerlo en la picota. Asimismo, paleontólogos de la talla de Jorge Civis, catedrático de la USAL y ex-director del Instituto Geológico Nacional ha presentado este año la ruta, encumbrado la iniciativa de desarrollo rural a través de su recurso geológico.

 

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*