De Salamanca al paraíso tejano, Austin

Marta Galán vive el sueño americano desde que pisara Estados Unidos en julio de 2016 y, aunque quiere regresar a España, está experimentando una nueva vida

Marta Galán, con una amiga junto al río Lady Bird Lake.

E l número de españoles que emigra del país ha crecido a razón del 4,4% en el último año, según los datos ofrecidos por el INE. A primeros del 2017, 2.406.611 personas con nacionalidad española residían en el extranjero, unas 101.581 más que en 2016. Marta Galán, salmantina y residente en Austin, es una de esas personas que se fue de España en busca de “una mejor situación laboral”. “Soy una persona aventurera, no me gusta estancarme y necesitaba conocer mundo”, confiesa.

La salmantina, en julio de 2016, decidió vencer sus miedos de ‘saltar el charco’. Tras varios intentos fallidos previamente de conseguir un puesto en Illinois a través de un programa del Ministerio de Educación, consiguió formar parte de la plantilla en la Menchaca Elementary School, en la ciudad tejana de Austin; también motivada por alcanzar una perfección “casi bilingüe” en inglés.

“Aquí puedes ahorrar y, cuando vuelva a casa, porque quiero regresar a España, habré traído no sólo dinero sino también ideas. El sistema educativo es diferente, ni mejor ni peor, pero me da la oportunidad de expandir mi mente y de viajar”.

Marta Galán, en un singular paisaje de Austin, Texas.

No conocía a nadie aunque recibió ayuda de una española que ya trabajaba allí. “Compré el vuelo y, una vez en Austin y con un periodo de dos semanas, necesitas hacerte con todo: comprar un coche, buscar casa, abrir una cuenta bancaria… hace falta un colchón de dinero porque, si no, es imposible sobrevivir el primer mes”. La emoción le embargó nada más llegar al poder empezar una nueva vida. “Durante esas dos primeras semanas, estaba en una residencia con más españoles y me encontré muy a gusto a pesar del estrés que supone tener todo listo para comenzar a trabajar inmediatamente”.

Es, en la actualidad, pasada ‘la novedad’, cuando echa “mucho de menos a la familia en momentos clave y la comida española sobre todas las cosas”. “Aquí, en Texas, es todo comida rápida y no te puedes hacer cocido porque no encuentras tocino en el súper. La carne sabe diferente, casi no la pruebo y, de vez en cuando, hago lentejas pero ‘a la austinina’ porque no llevan chorizo”, bromea.

El paraíso tejano

La salmantina, en el Graffiti Park at Castle Hill.

Marta señala que la gente de Austin es “extremadamente educada” aunque “muy reservada” y lo define como “el paraíso dentro de Texas”. “Se trata de una ciudad muy liberal”. Y ‘a lo tejano’: la moda, la música… un estilo de vida muy cowboy. “Todo es a lo grande: la comida, los supermercados, las ciudades, los coches…”. Por ello, la gestión del tiempo resulta primordial. “No tardas una o dos horas en la compra, sino el doble”.

“Debes y necesitas desplazarte en coche porque el transporte no funciona, ni puedes ir andando, no hay aceras. De hecho, si te ven caminar y vas vestida normal, la gente se detiene por si necesitas ayuda o te ha pasado algo”.

“Las armas son legales y, aunque no he visto ninguna, escuchas las noticias y, evidentemente, ocurren cosas”, revela.

En cuanto a la sanidad, “todo es muy caro”. Marta posee dos seguros privados, uno español y otro americano, que no le vienen nada mal por si tiene algún percance jugando al fútbol indoor. Es delantera en dos ligas, una femenina y otra mixta.

En Austin, no se puede vivir sin aire acondicionado, es la capital de la música y ha sido nombrada la mejor ciudad para vivir de Estados Unidos por la prestigiosa revista US News & World Report. Aunque, Marta, en cada puente se escapa a conocer el país.

PERFIL

  • Nombre: Marta Galán Martín.
  • Ocupación: Profesora de Primaria y Educación Física en el Menchaca Elementary School.
  • Lugar de residencia: Austin, Texas (Estados Unidos).
  • Habitantes: 947.890.
  • Distancia: 8.029,75 kilómetros
  • Diferencia horaria: Siete horas menos.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*