‘Prohibido’ tomar el sol en Australia

La salmantina Ana Sánchez reside en Gold Coast desde hace algo más de un año y advierte de que, aunque está siendo una vivencia única, todo el mundo debería ir al continente para ser realmente consciente del cambio climático: “Incluso cuando vistes con ropa negra sientes quemazón”

Ana Sánchez, buceando en la Gran Barrera de Coral.

Literalmente, Australia se encuentra en la otra punta del mundo. Si la circunferencia de la tierra alcanza los 40.075 kilómetros, el continente oceánico se localiza casi en la mitad (17.646’30 kilómetros nos separan). De allí, nos llegan imágenes de olas idóneas para los mejores surferos, playas interminables, veranos eternos, la gran barrera de coral, kanguros, koalas, cocodrilos y algún que otro Thor, casado con una famosa española…

La otra cara de la moneda -y de la que a menudo nos olvidamos- es que el agujero de la capa de ozono más grande del mundo se sitúa sobre la Antártida, mide unos 30 millones de kilómetros cuadrados y el continente al que más afecta es al de Australia, junto con Nueva Zelanda y América del Sur. “No se puede tomar el sol, los únicos que lo hacen son extranjeros y no saben el peligro que corren. La protección solar más baja que encuentras en los comercios es de factor 50 y no puedes usar ropa negra porque literalmente sientes que te estás quemando”, advierte Ana Sánchez, una salmantina que vive en la ciudad de Gold Coast, región costera perteneciente al estado de Queensland. Ana reitera que “todo el mundo debería ir a Australia para ser realmente consciente del cambio climático y de lo peligroso que es el sol”.

Un koala abraza a la salmantina.

La salmantina decidió, hace algo más de un año, mudarse a Australia para vivir una experiencia totalmente diferente a la que le pudiera ofrecer Europa. Y, tras “cuarentamil” requisitos burocráticos, adquirió un visado de estudiante -medio por el que suele entrar la mayoría en el continente oceánico-.
Ana va a clase dos veces a la semana. Comenzó con un curso de inglés y se formó, también, en deportes y actividades recreativas. En breve, comenzará diseño gráfico.

Trabaja media jornada; lo permitido por su visado y, además, lo imprescindible para poder vivir, puesto que la vida en Australia no es nada barata. “Poner un pie en la calle ya cuesta dinero”. Sin embargo, por su permiso de estancia, sus horas de trabajo no pueden exceder de 20, y si “se juega las clases”, la deportan. Éste es uno de los ejemplos en el que se aprecia la estricta legalidad australiana, pero, “gracias a ello, hay mucha seguridad y un ambiente respetuoso. Los australianos son muy amables y te ayudan en lo que pueden, incluso si saben que no usas correctamente su idioma -pues su inglés es diferente al británico-, enseguida recurren al inglés british para que les entiendas”, aclara Ana. “No cierran sus coches, dejan las llaves en el automóvil y se van a la playa; y después de utilizar las barbacoas, las mantienen limpias y con los utensilios en su sitio”.

Gold Coast

En uno de los parques naturales australianos.

Gold Coast está construida a lo largo de la costa y, del otro lado, se hallan “los impresionantes parques naturales, donde se pueden hacer multitud de actividades al aire libre y, algunas, gratis”. Entre ellas, el surf. Allí se encuentra la meca de este deporte, por lo que decidió practicarlo, aunque confiesa que “es muy difícil”.

Lo que sí ha conseguido es enamorarse de la naturaleza, en especial de los koalas, asumiendo los riesgos de los arañazos, pues “se agarran fuertemente”; o impresionarse con el tamaño de los canguros. “Veo pájaros y árboles que no pensé que existieran. Y, desde la playa, contemplas ballenas, tortugas… Una de las cosas más espectaculares que he hecho en mi vida ha sido bucear en la Gran Barrera de Coral”.

Se quedaría para siempre en Australia si no fuera por la gran distancia que la separa de los suyos, -29 horas- y por la comida, porque “como la dieta mediterránea, ninguna”.

PERFIL

  • Nombre: Ana Sánchez Mateos.
  • Ocupación: Estudiante de diseño gráfico y empleada en una tienda de ropa.
  • Lugar de residencia: Gold Coast, Queensland (Australia).
  • Habitantes: 614.400.
  • Distancia: 17646,30 kilómetros
  • Diferencia horaria: Nueve horas más.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*