Cinco años, en la ‘deliciosa’ y cautivadora Chambéry

Eladio López Garabís sufrió los estragos que causó una crisis que aún en la actualidad azota a Salamanca; por lo que tuvo que “buscarse la vida” en otro país. Hace cinco años, que Chambéry le ha dado una segunda oportunidad y le ha robado el corazón

Eladio López, en el centro, acompañado por dos vecinos de Chambéry.
Eladio López, en el centro, acompañado por dos vecinos de Chambéry.

Pronto comienza la vida en la “mágica” Chambéry, ciudad del este de Francia, donde se aprecian las enormes montañas y lagos (entre Suiza e Italia, en plenos Alpes) donde el nivel del mar se encuentra a 300 metros por debajo de la urbe y donde los peñascos más pequeños alcanzan una altura de 2.000 metros. La ciudad comienza a activarse sobre las tres y media de la madrugada, momento en el que el salmantino Eladio López Garabís pone el primer pie en la calle. En la “impresionante” rúa en la que vive, hay cientos de comercios y restaurantes, como uno portugués al lado de casa, cuyos productos son más parecidos a los españoles y le quitan el ansia de alubias y cocido. Su calle, majestuosa en invierno, al estar cubierta por un manto de nieve, sobre esas horas de la mañana, sin peatones, se extiende aún más esplendorosa y magnificente.

El estilo ecléctico del Teatro Charles Dullin de 1824 —reconstruido en 1866, tras un incendio— protagoniza la escena junto con varias tiendas de ropa (“no demasiado asequibles”) y restaurantes, hasta llegar a la plaza de la Fuente de los Elefantes, denominada así porque éstos cumplen la citada función además de servir de homenaje a los elefantes de Aíibal; un general cartaginés que plantó cara a la todopoderosa Roma.

Fuente de los Elefantes.
Fuente de los Elefantes.

No faltan las panaderías y pastelerías, cuyos hornos comienzan a funcionar dejando deliciosos olores que harían la boca agua hasta a los paladares más resistentes.

Eladio coge el autobús para llegar al trabajo a las cuatro de la mañana, donde se encarga de la logística de una macrotienda especializada en productos savoyards (típicos de la zona, ya que Chambéry se ostenta como capital de la Saboya histórica) y se abre al público a las siete y media. Prácticamente a las once la mañana, si no surgen imprevistos, Eladio ha finalizado la jornada laboral, por lo que tiene todo el día libre para dedicarlo a pasatiempos; como el curso de cocina que estudia en la actualidad y que “los franceses tardan tres años en sacarlo” y él lo está haciendo en uno. O la escritura, de la que fructificó una novela titulada Cinco años después, hace ya algún tiempo y que conserva el Ayuntamiento de Carrascal del Obispo, de donde es natural este salmantino. En ella, narra la historia de amor y de amistad en un

pequeño pueblo salmantino…

Y es que Eladio siempre tiene presente a Salamanca allá donde vaya pero confiesa que Chambéry le ha cautivado. Él, que se había dedicado a la construcción, al campo, a la Universidad, a una frutería… sufrió los estragos que dejó la crisis en España; se le presentó la oportunidad y no lo pensó dos veces. Con 43 años, le tocó marcharse fuera. Y aterrizó en Chambéry, en 2013, donde encontró trabajo en la construcción de un hospital. “Se acabó la obra y me busqué la vida”, alega.

“Confieso que esta zona me ha llegado al corazón y mi futuro está aquí, aunque voy siempre que puedo a mi pueblo en Salamanca”, revela Eladio, que alaba la amabilidad de los oriundos y donde ha descubierto multitud de quehaceres: esquí, alpinismo… y las delicias de la gastronomía francesa, como el queso y los postres, convertidos en raclette, tartiflette, fondue savoyard, diots de Savoie, el gateau de Savoie. O la sidra Saint Genis, para postres, y el licor tradicional Génépi, del que “se dice que es para curar el mal de las montañas” y está fabricado a base de plantas de los Alpes.

Perfil

Eladio López Garabís.
Eladio López Garabís.
  • Nombre: Eladio López Garabís
  • Ocupación: Encargado de la logística de una macrotienda especializada en productos saboyanos
  • Lugar de residencia: Chambéry, Saboya, Francia
  • Habitantes: 59.697
  • Distancia:  1.066’38 kilómetros
  • Diferencia horaria: Ninguna

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*