Semana de Pasión y Dolor

El astronauta impertinente

El astronauta impertinentePor una vez le he encontrado el sentido al nombre del Viernes de Dolores. Por una vez y por desgracia, porque llego a la antesala de la Semana con un dolor de espalda que no sé si estaré vivo el Lunes de Aguas. Justamente en la época del año en que estoy a tope de trabajo, las lumbares han querido darme un toque de atención. Y es que tantas horas manteniendo la misma postura desde hace ya casi 25 años tenía que esconder sus riesgos.

Cuando pasen estas vacaciones voy a pedirle al deán que me permita cambiar ligeramente de postura, mover un pie, erguirme algo más, no sé. Lo mismo pido un traslado al derrame de la derecha de la puerta de Ramos. Aunque me apenaría alejarme de algunos de mis hermanos de piedra con el toro, el lince ibérico, la cigüeña negra, la liebre… bueno, ya saben. Todos esos que a partir del fin de semana me dirigirán miraditas de celos y envidia porque a quien vienen a verme a la Catedral es a mí, y no a ellos.

Cuando pasen estas vacaciones voy a pedirle  al deán que me permita cambiar ligeramente la postura

Y esto de la espalda surgió porque llevo unos días de trajín pasando la ITV para afrontar la nueva temporada alta. Pulido de casco, revisión de tubo respirador, limpieza de suelas de botas galácticas, todo tiene que estar en perfecto estado de revista para afrontar las hordas de turistas que me van a apuntar con el dedo.

Porque la hostelería se las promete muy felices con la afluencia a Salamanca de miles de benditos invasores que dejarán jugosos réditos en hoteles, bares y restaurantes. Pues que así sea, señoras y señores. Hace un par de semanas me llevé un sobresalto importante porque oí que habían dispuesto en tiempo récord un nuevo aeropuerto en Garrido ante la previsión de que las estaciones y Matacán quedasen desbordados por la afluencia de personal.

Desde varios puntos me confirmaron varias personas que habían visto una enorme torre de control en la avenida de los Cipreses. Con los días llegó el sentido común y la aclaración de que aquel mamotreto enorme e iluminado era el cartel de un nuevo supermercado. Menos mal. Yo ya tengo bastante con lo que tengo.

Veo ante mí el vallado que anuncia el Domingo de Ramos y me acecha la ansiedad y el estrés. Yo creo que necesito unas vacaciones. También se lo tengo que comentar al deán. Recuérdenmelo la semana que viene, si llego.

astroimper@telefonica.net

Acerca de DGRATIS 17 Articles
Estamos en: Paseo de Carmelitas 35 – 39 Bajo C 37006 Salamanca. 923 219 588 direccion@dgratisdigital.com www.dgratisdigital.com

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*