Rosquillas fritas

maría sánchez / salamanca

Con esta receta, su autora, María Sánchez, quiere rendir tributo a los postres tradicionales y naturales que durante décadas se han elaborado en las cocinas de los salmantinos. Las rosquillas fritas son uno de los manjares más populares de la provincia, propias de cualquier época del año y adecuadas para cualquier evento. Seguro que esta receta formará parte del libro ‘Las recetas de las abuelas salmantinas’, que promueve Santos Ochoa.

Rosquillas fritas

Ingredientes:

  • Un huevo
  • 4 cucharadas de agua
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de aguardiente de orujo
  • ¼ kg de harina de repostería (puede ser de trigo)
  • Una pizca de bicarbonato
  • La ralladura de un limón (opcional)

Elaboración:

  • Lavamos y rallamos el limón, sin llegar a la parte blanca
  • Mezclamos el huevo, con el agua, el azúcar, el aguardiente, el bicarbonato y la ralladura de limón.
  • Añadimos el aceite y seguimos mezclando.
  • Finalmente, incorporamos la harina, poco a poco, hasta conseguir una masa pegajosa, pero que se maneje fácilmente.

Preparación de las rosquillas

Preparamos una sartén con abundante aceite de oliva virgen, bien caliente, pero que mantendremos a fuego medio y sin humear para que las rosquillas no se quemen por fuera y queden crudas por dentro. Untamos un poco las manos, de harina o aceite, para que la masa no se nos pegue.

Hacemos bolitas pequeñas, como pelotitas de pim-pom; unimos dos a dos, como si fuese plastilina, y con los dedos abrimos un agujero en el centro. Las echamos en el aceite que ya estará caliente, y con un palo que colocaremos en el agujero que les hemos hecho, las moveremos en círculos, en tanto cogen forma y para que no se peguen.

Las freiremos por ambos lados, y cuando estén bien doradas, las sacaremos sobre papel absorbente para que suelten el aceite sobrante, y, listas para degustar.

Esta receta tiene más de ochenta años, es la versión original; y admite más variantes, por ejemplo, añadiendo ralladura de naranja, anises, vainilla, según el sabor y aroma que queramos darle.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*