La “X” solidaria de la Renta, un novedoso tratamiento para el dolor

Marcar la "X solidaria" en la casilla de la Declaración de la Renta puede ayudar a que proyectos como el de AFIBROSAL, de atención integral a 120 salmantinas con fibromialgia y fatiga crónica, sean una necesaria realidad

Desde la Red de Voluntariado Social de Salamanca se anima a marcar la "X solidaria".

Viven con el dolor a cuestas, padecen dolencias que no se ven y a veces no se entienden, y que limitan las distintas facetas de sus vidas. Son las personas afectadas por la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica.

AFIBROSAL, la asociación que las representa en Salamanca, en su afán de mejorar su calidad de vida, ha logrado que su proyecto “Atención integral a mujeres afectadas de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de Salamanca y provincia” sea una realidad. Fue seleccionado por COCEMFE y financiado gracias a la aportación de los contribuyentes que marcaron en su Declaración de la Renta la “X” de “Fines Sociales”.

Pilar Rodríguez, vicepresidenta de AFIBROSAL, insiste en este punto, “queremos agradecer a la gente que marca la “X” solidaria y transmitirles que ese dinero, ese 0,7% de sus impuestos, llega, y nuestra asociación y este proyecto son el mejor ejemplo”.

Pilar además está en la Red de Voluntariado Social de Salamanca, que acaba de presentar la campaña de la “X” solidaria. Con el lema “Rentaterapia: un ejercicio que te sienta bien a ti, y a 7 millones de personas más”, quieren transmitir a los salmantinos la importancia de marcar la casilla 106 en la Declaración de la Renta. Cada “X” supone que el 0,7% de esos impuestos van dirigidos directamente a financiar programas de carácter social a través de entidades que trabajan con los sectores más vulnerables de la población. Más de 10 millones de personas pusieron esta cruz el año pasado.

Un grupo de socios de AFIBROSAL realiza ejercicios para mejorar sus estado físico.

El proyecto

Ya está en marcha y beneficia a 120 mujeres de Salamanca con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica. Como explica Juncal Marcos, la presidenta de AFIBROSAL, “fue un acierto enmarcarlo en una de las vías prioritarias para COCEMFE, la de Atención Integral para Mujeres con Discapacidad, y dejamos muy claro que no es una discriminación por razón de sexo, ya que el dato objetivo es que estas enfermedades tienen una altísima prevalencia femenina, en torno al 97%; en todo caso, la que discrimina es la enfermedad. Nosotros atendemos también a hombres, pero son pocos los casos”.

Este proyecto se asienta en dos pilares: la atención psicosocial y la acción rehabilitadora. Tan importante es el cuidado físico como el emocional para los afectados por estas dolecias. De aquí surgen las 3 terapias puestas en marcha. En febrero comenzaron las sesiones de terapia cognitivo conductual con una psicóloga. Y ahora en abril arrancan reflexoterapia y fisioterapia. Finalizarán en octubre.

Son tratamientos costosos, “y gracias a esta subvención conseguimos que lleguen a personas cuyas posibilidades económicas no les darían acceso”. Para que la gente se haga una idea, una sesión de terapia conductivo conductual va de los 60 euros como mínimo hasta los 100 euros.

Respecto a los resultados inmediatos de este proyecto, “es un hecho demostrable que los que vamos a estas terapias estamos mucho mejor que los que no van. Son tratamientos vitales para que podamos afrontar el día a día”, apunta Juncal Marcos.

Una reivindicación

No entienden desde AFIBROSAL que “si se recomienda por muchos profesionales de la Sanidad Pública la terapia cognitivo conductual para tratar a pacientes con dolores crónicos, ¿por qué no se incluye como tratamiento financiado? ¿Para cuándo Sanidad creará una unidad para tratar a nivel emocional el dolor?” Quedan en el aire las respuestas.

Sentencia con pena Juncal Marcos que “tampoco hay avances en cuanto al diagnóstico, y las investigaciones, como las que estaban en marcha en el Banco de ADN en Salamanca, se pararon con la crisis y no se han reactivado”.

Ante esta situación apelan al apoyo social y empresarial, para que entiendan y comprendan su enfermedad, que sus dolores paralizan en muchas ocasiones sus vidas diarias.

Una “X” muy solidaria

El proyecto de AFIBROSAL ha sido seleccionado por COCEMFE y está financiado a través del 0,7% del IRPF. De aquí la importancia de marcar en la Declaración de la Renta la “X” de “Fines sociales”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*