El Ropero de Puente Ladrillo envía el noveno contenedor benéfico a Paraguay

La ciudad de Capiatá en el país sudamericano recibirá el lote salmantino de casi diez toneladas de ropa y libros, entre otros enseres, como ayuda a personas desfavorecidas

Voluntarios del Ropero Puente Ladrillo, ultimando los detalles para el envío del noveno contenedor a Capiatá.
Voluntarios del Ropero Puente Ladrillo, ultimando los detalles para el envío del noveno contenedor a Capiatá.

La solidaridad salmantina no tiene límites, concretamente la de la red de voluntarios que trabajan en el Ropero de Puente Ladrillo, que ha enviado el pasado martes, 17 de abril, el que es hasta la fecha el noveno contenedor que ponía rumbo a la ciudad de Capiatá, en Paraguay.

El contenedor alcanza casi diez toneladas de ropa y libros, entre otros enseres

Casi diez toneladas de ropa y libros, entre otros enseres, se han podido enviar “gracias al esfuerzo de muchos voluntarios“, según afirman desde el Ropero, que lleva abierto desde el año 2006 y tiene un estrecho compromiso con la ciudad del país sudamericano.

Ya en los últimos años la solidaridad de esta red de voluntarios ha dado la posibilidad de formar y abastecer con primeros bienes a las personas más desfavorecidas de Capiatá para que tuvieran otra oportunidad y pudieran desarrollarse laboralmente. Y es que una de las iniciativas con las que trabaja el Ropero es suministrar material de costura, como telas o máquinas de coser para que los capiateños puedan dar sus primeros pasos en el oficio y salir adelante a base de su propio trabajo. De esta forma, también les han formado en corte y confección para que se realizasen como costureros aquellos “que sueñan con un trabajo digno y que tienen una esperanza de futuro basada en su esfuerzo”, aseguran desde la entidad.

“Sueñan con un trabajo digno y la esperanza de futuro basada en su propio trabajo y esfuerzo”, revelan

También han recibido apoyo en el fomento de la autoestima y el afán de superación. Junto con esta iniciativa de empleo y gracias al cargamento de libros que se incluyen junto con la ropa en el contenedor, tratan de impulsar la biblioteca con “la esperanza de que se reafirme la educación y la cultura como vía de superación, crecimiento y desarrollo”.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*