La Red de Voluntariado de Salamanca necesita personal este verano

Unas 28 entidades conforman las asociaciones salmantinas de este sistema

voluntariado
Una voluntaria trabaja en una ONG durante el verano.

Pensar en el verano es sinónimo de visitar otros países, lugares o ir a descansar a algún lugar idílico que nos envuelva en un aura de confort y, sobre todo, limitando o reduciendo la actividad laboral. Pero la época estival también es el periodo donde se puede devolver a la sociedad nuestra particular contribución; esta labor consiste en participar en la Red de Voluntariado de la que Salamanca, que necesita todo su apoyo tanto en actividades lúdicas como deportivas.

Las asociaciones salmantinas no cierran por vacaciones.

En la actualidad, la Red de Voluntariado de la provincia salmantina está compuesta por 28 entidades: ACCEM, ADSIS, AECC, AFIBROSAL, ASDACE, ASDEM, ASECAL, ASPACE, ASPAR “LA BESANA”, ASPRODES, AVIVA, Cáritas, Centro para el Desarrollo de los Cuidados Paliativos, Cruz Roja Española, Down Salamanca, FEAFES AFEMC, Fundación AFIM, Fundación EDADE, Insolamis, Nueva Gente, ONCE, Proyecto Hombre, PYFANO, Salamanca Acoge, Santiago I, Teléfono de la Esperanza, YMCA y Cajas Solidarias.

Actividades de voluntariado en Cavalier
Una sesión de equinoterapia en Cavalier.

Salamanca Acoge necesita ayuda tanto para recibir a las personas que llegan a la asociación como para la escuela de verano, las clases de castellano o la ‘pequeteca’.

YMCA requiere apoyo en los campamentos urbanos, en las clases de español para extranjeros, en las sesiones de familias y en la actividad de orientación para la búsqueda de empleo.

Para colaborar con ASPACE Salamanca se puede hacer tanto en el ocio que se lleva a cabo en el entorno como acompañar a las personas con parálisis cerebral en sus actividades de ocio como en las tareas ‘predeporte’.

Las personas que quieran ‘mojarse por la esclerosis’ deben contactar con ASDEM y ayudarles con los hinchables acuáticos entre otras opciones.

PYFANO solicita personal de voluntariado para acompañamiento y respiro familiar a los niños oncológicos y sus allegados o para los diversos talleres de verano.

Por su parte, Cruz Roja requiere más voluntarios para atender a niños, jóvenes y mayores o personas sin domicilio con diversas necesidades como el transporte adaptado.

Y la ONCE necesita más personal de compañía para aquellos que sufren de ceguera o deficiencias visuales graves.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*