Flores o ‘Floretas’ de Semana Santa

Dorotea Cid / paradinas de san juan, salamanca

Las flores o ‘floretas’, son uno de los postres más populares de la cocina tradicional salmantina, que solía prepararse durante la Semana Santa. En esta ocasión, la receta corresponde a Dorotea Cid, de Paradinas de San Juan. Su fórmula ha servido para elaborar cientos de estos apreciados dulces, a base de ingredientes completamente naturales y en los que se utiliza una herramienta básica, el molde o ‘florero’. Éste es precisamente el secreto de la receta, un molde de hace siete décadas que “nunca se lava, solo se deja enfriar y se envuelve en un papel blanco, nada de tinta y se guarda para la próxima vez”.

Con esta receta de las abuelas salmantina participa Dorotea Cid en el libro que promueve la Librería Santos Ochoa de Salamanca.

Floretas de Salamanca
El molde no debe enfriarse y la masa, nunca cubrir la totalidad del molde, para que pueda despegarse con facilidad.

 

Ingredientes:

  • 6 huevos frescos
  • 250ml de leche entera o semi
  • 250mg de harina
  • Aceite de girasol (cantidad suficiente para cubrir el molde)
  • Azúcar

Elaboración: 

Se baten los huevos en un bol, no es necesario que estén bien batidos, con deshacerlos basta.

Pesamos la harina y la vamos añadiendo poco a poco mientras vamos removiendo para que se incorpore y no se hagan grumos. Una vez hemos terminado con la harina, hacemos lo mismo con la leche, poco a poco y removemos hasta que nos quede todo bien mezclado

Molde Floretas.
El secreto de esta receta está en el molde. En este caso, tiene más de siete décadas y ha pasado de generación en generación.

Mientras hemos estado haciendo la mezcla, hemos puesto a calentar el aceite en una sartén onda y hemos metido el “florero” o molde, puesto que tiene que estar muy caliente cuando lo sumerjamos en la mezcla y el aceite también.

Cuando observemos que le aceite esta muy caliente sacamos el florero y lo escurrimos un poco para eliminar aceite, acto seguido, lo sumergimos en la mezcla, es importante no introducirlo del todo, puesto que al sumergirlo en el aceite la flor se soltará sin dificultad y no corremos el peligro de que se nos rompa. Lo introducimos en el aceite muy caliente y notaréis que se formará una espuma, damos unas vueltas al molde y se soltará la flor.

(Nunca se saca el florero del aceite porque si se enfría, la flor no sale bien) Se deja que se dore un poquito, se da la vuelta para que se dore también por encima, en poco tiempo, si lo dejamos mucho se nos quemarán.

Colocamos una fuente con papel absorbente, sacamos la flor de la sartén, espolvoreamos el azúcar en la parte de arriba y dejamos enfriar. Continuaremos del mismo modo hasta que ya no tengamos nada de mezcla.

Es un postre que es sencillo, y rápido a la hora de hacerse.

 

Arroz con leche al estilo ‘Poli’

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*