El reto de la integración laboral empieza en la Universidad de la mano del INICO

"Practicapaces" es una de esas ideas geniales que mejoran la calidad de vida de las personas con discapacidad. Nació en el INICO hace ya 2 años y demuestra que la integración laboral es posible cuando se aplica la metodología de empleo con apoyo

Marta con su compañera Paquita trabajando en el servicio de limpieza.

Empleo sin discriminación económica. Empleo adaptado a las capacidades de cada uno. Empleo de calidad. Empleo con apoyo. Empleo para todas las personas con discapacidad.

La semilla que está sembrando el programa del INICO “Practicapaces” crece en esta dirección. Pero vamos al origen. El director de esta iniciativa, Francisco de Borja, lo explica “mi vía de investigación en el INICO está muy centrada en el empleo con apoyo, y de nuestro contacto permanente con las asociaciones de discapacidad nace una pregunta: ¿cómo hacer desde el INICO algo que tuviera repercusión en nuestro entorno cercano? Y la respuesta que se me ocurrió fue “Practicapaces”, un programa de prácticas laborales con apoyos y en entornos ordinarios, en este caso la facultad, para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo”.

Representantes del programa Practicapaces del INICO.

Un sueño… “me encantaría que la propia Universidad diera el año que viene la primera oportunidad laboral, 4 contratos para 4 personas”. Todo es posible en una institución con 800 años de historia.

Además del INICO, se han volcado en este programa la Facultad de Psicología, las asociaciones ASPRODES, INSOLAMIS, ARIADNA y DOWN SALAMANCA, la empresa de limpieza Clece, los 4 alumnos y los 4 trabajadores en prácticas… nos quedamos con sus palabras.

María realiza sus prácticas laborales en la biblioteca de Psicología y Bellas Artes.

Marta González

(Prácticas laborales con apoyo)

Irradia felicidad porque viene cada mañana a la Facultad a trabajar en el servicio de limpieza. “Lo que más me gusta es salir de casa y venir aquí, porque quiero, queremos, que nos conozcan, que sepan que nosotros valemos”, relata una emocionada y agradecida Marta. “Veo a los universitarios, que son gente de mi edad, y me da cierta pena, porque yo no pude seguir estudiando y pienso en lo bonito que sería poder venir aquí, a la Universidad, pero a clase, y yo me pregunto por qué no”.

Sara Alba Gómez

(Alumna del Máster de Discapacidad del INICO y técnico en prácticas como preparador laboral de apoyo)

“Nosotros somos observadores y cuando algo no funciona buscamos una solución. Yo pensé que iba a ser muchísimo más difícil lograr la integración laboral de Marta, pero ha sido sencillo, y lo que he aprendido con esta experiencia me servirá seguro”.

Chuchi López

(Técnico del CRAI-Biblioteca y apoyo natural en “Practicapaces”)

“Yo estoy como Marta, feliz, emocionado, contento, alegre… en mis 30 años de trabajo es la vez que más satisfecho estoy con lo que hago. “Practicapaces” es tremendamente enriquecedor para todas las partes. Ese contacto diario, ese conocerlos y verlos ha roto los estereotipos que a menudo asociamos a una discapacidad. Estamos demostrando que la Universidad puede ser ejemplar en este camino de la integración laboral de las personas con discapacidad, y ojalá que vaya más allá y llegue a crear esos empleos. Y puestos a soñar, que sea valiente y abra sus aulas a estas personas, porque nosotros podemos adaptar las formas de enseñar. Y el empleo con apoyo, el camino a seguir”.

Sonia Seisdedos

(Técnico de Down Salamanca y Especialista en empleo con apoyo)

“Nuestra tarea principal es adaptar los aprendizajes para que las personas con discapacidad puedan desarrollar esa actividad. Con “Practicapaces” me siento tremendamente orgullosa, porque la inserción laboral es positiva en sí mismo, pero también es la puerta para ellos al mundo adulto, al reconocimiento social, a ganarse la vida. Sólo falta crear más oportunidades prelaborales como ésta para que después salgan empleos de verdad, remunerados y en las mismas condiciones que cualquier otro trabajador”.

La integración laboral es posible, y lo demuestra este precioso embrión que es “Practicapaces”.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*