Sube el número de jubilados en Salamanca

La provincia registró en noviembre de 2017 unos 444 retirados más que en el mismo período del año anterior, a los que se aplicará también la subida en las pensiones establecida por la Seguridad Social

Los salmantinos jubilados el pasado mes de noviembre ascendían a un total de 50.501, mientras que, en el mismo mes del año anterior, se registraban 50.057. Según la información publicada por el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), hay 444 retirados más en tan solo un año, a falta por conocer la actualización de los datos de diciembre.

Este 2018, se aplica la subida de las pensiones a razón del 0’25%, el mínimo legal establecido y por quinto año consecutivo. No obstante, los perceptores no notarán este leve ascenso ya que también aumenta el gasto. De hecho, los precios escalarán un 1’2% de media en toda España y se perderá, así, poder adquisitivo.

A pesar de ello, las cuentas de los jubilados salmantinos ya ascendieron en el periodo del último año un 1’8% más. Es decir, en 2016, la pensión por jubilación media en Salamanca suponía 947’53 euros, mientras que, en 2017, se computaba con 966’77 euros. No obstante, es la tercera provincia donde ‘más baratas’ salen las pensiones por jubilación -o lo que es lo mismo, dónde menos se cobra- en Castilla y León, tras Zamora (866’46 euros) y Ávila (904’32 euros).

Edad de jubilación

Cada año aumenta la edad mínima para poder percibir el subsidio. En este 2018, aquellos que hayan cumplido 65 años y seis meses podrán hacerlo pero con una serie de condiciones.
Hay que tener en cuenta que se van agotando las reservas; actualmente, el fondo es de 8 millones y no hay para todos. Para ‘retrasar’ el gasto, se calcula que en 2027 las personas deberán esperar a los 67 años como mínimo. Una de las opciones es tomar la jubilación anticipada, pero para ello hay que cumplir dos premisas. La primera de ellas es alcanzar un mínimo de años cotizados, que también aumenta año tras año, y la segunda, asumir la pérdida de subsidio por cada año que se quiera anticipar. En cambio, si se decide retrasar, el cobro será mayor, entre el 2% y 4% más por año.

En cualquier caso, los años cotizados para obtener el 100% de la pensión es, en la actualidad, de 36 años y seis meses para poder hacerlo a los 65. Y, para 2027, habrá que tener cotizados la friolera de 38 años y seis meses o más; alguno menos si se espera a los 67 años.

Deuda pública

A primeros de 2017, la Seguridad Social echó mano de un préstamo del Gobierno para hacer frente al pago de las pensiones y, este año, la tendencia se repite. Todo apunta a que el Tesoro Público tendrá que conceder 5 millones más al INSS que el año anterior, por lo que aumenta la deuda contraída.

Cándida Miguel: “La prejubilación me ha permitido dedicarme más tiempo a mí misma”

La jubilación anticipada o prejubilación continúa dentro de las opciones de los salmantinos, como el caso de Cándida Miguel. Después de llevar 36 años cotizados puso fin a su relación laboral con la empresa y lo hizo con 54 años y a los 61, se jubiló. Cándida confiesa que, en la actualidad, su condición de retirada le permite dedicarse “a sus labores”. “Ahora me he apuntado al gimnasio, salgo a caminar… Antes no tenía tiempo para hacerlo”.

Mª del Mar Hernández: “No sé si esperaré tantos años para poder retirarme”

María del Mar Hernández confiesa que le quedan muchos años para jubilarse, unos doce, y que, aunque de momento no piense en su retirada, “es demasiado tiempo”. “Me gusta trabajar y quiero seguir haciéndolo todo lo que pueda pero no sé si aguantaré hasta 2027”, fecha mínima permitida en su caso. “Llegado el momento, creo que optaría por una jubilación anticipada para disfrutar de la vida, para viajar más y pasar más tiempo con mi nieta”, afirma la salmantina que, en la actualidad, es empleada de hogar y estuvo al frente de un quiosco.

PENSIÓN MEDIA

La pensión media por jubilación que se percibe en Salamanca y provincia se situó en 966’77% de media en noviembre de 2017, un 1’8% más que en el mismo mes del año anterior. Con carácter general, suben a razón del 0’25%, el mínimo legal y por quinto año consecutivo, todas las pensiones: jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad, a favor de familiares…

MENOS FONDO

La Seguridad Social dispone en la actualidad de 8 millones de euros para poder pagar las pensiones, por lo que tendrá que pedir un año más un préstamo al Estado para hacer frente al gasto. Así, la deuda contraída cada aumenta. Éste es el motivo por el que se retrase la edad para poder jubilarse y cobrar el 100%.

JUBILACIÓN

El aumento del mínimo -0’25%- se destina a todas las pensiones con carácter general, entre las que se encuentra la de jubilación. Esta prestación está incluida dentro de la acción protectora del Régimen General y de los Regímenes Especiales que integran el Sistema de la Seguridad Social, con las particularidades y salvedades de cada caso y modalidad.

SOVI

Para acceder al Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), hay que haber cumplido los 65 años de edad o 60 en el supuesto de vejez por causa de incapacidad. Esta incapacidad debe ser permanente y total para la profesión habitual y no derivada de accidente de trabajo o enfermedad profesional. Además, excluye de percibir otro subsidio.

CONVENIOS

Cabe la posibilidad de realizar un acuerdo o convenio especial con la Seguridad Social para aquellas personas que no alcancen los años cotizados o pretendan mejorar el subsidio a percibir mediante acuerdos voluntarios. También, las grandes empresas ofrecen este tipo de servicios.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*