La memoria y la emoción contenida en un balón de fútbol

Estimular la memoria a través de las emociones que desata el fútbol es el planteamiento de los talleres de reminiscencia que se imparten en la residencia Ballesol de Santa Marta

El grupo de residentes de Ballesol que participa en los talleres de reminiscencia.

Reminiscencia. Dice la Real Academia que es “aquello que evoca algo anterior”. Y si de evocar hablamos, el fútbol es perfecto. Al menos, eso demuestran los talleres de reminiscencia basada en el fútbol que ha ideado la Federación Española de Asociaciones de Futbolistas Veteranos (FEAFV) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

Desde el pasado miércoles se imparten en la residencia Ballesol de Santa Marta. Participan once residentes y no es casualidad, porque el fútbol lo inunda todo en estas sesiones, que dirige el que fuera jugador del Valladolid, Javi Torres Gómez.

Uno de los participantes del taller de reminiscencia relata su historia con el balón en la mano.

Con una pelota de fútbol en las manos se fueron presentando y contando aspectos de su vida que quedan muchos años atrás, pero que vuelven a su mente con total nitidez. Dicen su nombre y hasta confiesan cuáles son sus equipos del alma… “en todos los lados me salen merengones” saltó Andoni Ayarza, ex jugador del Athletic Club de Bilbao, que acudió a presentar el taller cuando uno de los asistentes confesó su debilidad por el Real Madrid.

Casi todos ellos han jugado al fútbol, al de aficionados, en cambio ellas han sido observadoras, pero aquí participan todos. Es lo bueno del fútbol, que aunque no te guste o no tengas contacto directo, alguna de tus vivencias seguro que ocurrió paralela al mundo del fútbol. Si alguien piensa que no, haced memoria de lo que estabais haciendo cuando España ganó el Mundial, por ejemplo.

Tampoco faltaron a la cita, como espectadores, grandes de la Unión como Ángel Huerta o Cefe y Manolín, impresionados con los recuerdos futbolísticos de algunos participantes.

El argot de este mundo del fútbol salpica el taller, como también inspira los juegos de reminiscencia a través de los que rescatarán los recuerdos. Y servirá para que cada uno construya un libro, “mi historia de vida y el fútbol”.

Estos talleres de reminiscencia a través del fútbol que se llevan a cabo en la residencia Ballesol se alargarán hasta el 31 de mayo, divididos en 12 sesiones.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*