Encuentros a través de la Red entre dos generaciones

A través de una videollamada, personas mayores de Salamanca se conectan con estudiantes extranjeros de español gracias al proyecto 'Smile Connect'

Una participante del proyecto charla con una alumna de español mediante videoconferencia.

Dicen que el poder de la experiencia es incalculable, que da lecciones de vida y que confluyen diversas realidades según el momento. Si alguien sabe de vivencias son los mayores de Salamanca y, desde hace un par de años, pueden compartir dichas experiencias con estudiantes de más allá de la frontera española. A través de una videollamada, las personas mayores de la capital del Tormes se conectan con estudiantes extranjeros de español gracias al proyecto Smile Connect en el que colaboran la Universidad, el Colegio Delibes y las residencias geriátricas Jesán y Usera de Salamanca junto con el Liceo F. Da Collo de Conegliano (de la región del Véneto, en Italia).

El beneficio es doble: unos continúan aprendiendo y practicando español y otros se sienten escuchados. “Un intercambio lingüístico por medio de una plataforma donde interactúan múltiples valores humanos. Todos ganan”, asegura Nuria Carcavilla, coordinadora e investigadora del proyecto.

El programa se implanta durante dos meses y, en ese periodo, se realizan dos sesiones semanales de manera individual, de tal forma que cada persona mayor conoce a casi diez jóvenes.

La iniciativa surgió “al ver un vídeo de un centro de idiomas en Brasil, donde sus alumnos practican el inglés con personas mayores de EE.UU.”, asegura Carcavilla. Pero, desde Salamanca, decidieron “ir más allá y medir los efectos de esta intervención sobre el bienestar emocional de estas personas y los estereotipos de los jóvenes respecto al envejecimiento”. El proyecto está integrado en las actividades formativas de los títulos propios en demencias y Alzheimer de la Universidad y ha recibido el tercer premio en el Encuentro de Jóvenes Investigadores en Motivación y Emoción (EJIME 17) el pasado mes de mayo en la Universidad de Granada.

“Todas las personas mayores desean mantener sus vínculos con la sociedad y asumir roles que refuercen su área emocional. Por ello, pensamos en una forma especial de fomentar el contacto humano: creando una conexión intergeneracional que rompe fronteras. Los esfuerzos están encaminados a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, favoreciendo al mismo tiempo la salud, el empleo y la educación”, revelan Nuria Carcavilla y Juan José Meilán, coordinador y profesor de la facultad de Psicología de la USAL.

Fueron pocos los que se prestaron, en un principio, a la actividad, pero cuando vieron de qué se trataba, jamás olvidan ni una sola cita con “sus amigos para charlar” y, en cambio, no recuerdan cuándo tienen que ir al médico. “Al terminar la videollamada, le cuentan al resto que han estado hablando con un chico muy guapo de Italia, que le han enseñado a decir botellón y que le han mostrado una foto de su nieta”, ejemplifica Carcavilla. Justo en ese momento, aquellos que no participaban se lo piensan mejor.

Las anécdotas se cuentan por centenas. Y es que no sólo los mayores hablan de su vida y enseñan español, sino que también llegan a dar lecciones de ruso a los estudiantes. Una señora ayudó con la pronunciación del idioma a una joven italiana, aprovechando que había estado en varias ocasiones en Moscú. No faltan las invitaciones a conocer sendos países y la mayor sorpresa surgió el verano pasado: un grupo de estudiantes visitó Salamanca para continuar con su aprendizaje en el Colegio Delibes y se presentaron sin avisar en la residencia para compartir una tarde con sus amigos virtuales; “parecía que se conocían de siempre”, aclara Carcavilla.

El único requisito para participar es que los estudiantes extranjeros cuenten con un mínimo de español y, por parte de los mayores, “un nivel cognitivo adecuado y capacidad auditiva”, pues, según confiesan desde coordinación, “la motivación hace superar pequeñas dificultades”. Y así es como, gracias al proyecto Smile Connect, mayores y jóvenes cambian estereotipos y rompen barreras, si es que alguna vez existieron.

La soledad en las personas mayores

Según los expertos, más de un millón y medio de personas mayores -el 22% del total- viven solas en nuestro país. El 27% del cómputo son hombres y el 73%, mujeres. Según la encuesta de Condiciones de Vida de las Personas Mayores 2006 (IMSERSO-CIS), un 59% que viven solas han expresado tener sentimientos de soledad y aislamiento. Y el estudio sobre mayores de IMSERSO, 2010 manifiesta que el 21% pasan el día solos.

En 2011, los datos del Censo de Población y Vivienda que elabora el INE indican que en Castilla y León había 1.037.966 hogares de personas mayores de 65 años, de ellos 91.826 con una mujer sola de más de 65 años, y 35.034 con un hombre de este mismo tramo de edad. En Salamanca, se registraron 37.590 hogares con una única persona mayor de 65 años.

El proyecto Smile Connect proporciona un rol activo a las personas mayores, mejora la autoestima de éstas al ser valoradas y respetadas en una nueva relación interpersonal, favorece el mantenimiento de las funciones cognitivas en la prevención de las demencias, cambia la visión y actitud de los jóvenes hacia el envejecimiento, crea nuevas amistades y vínculos afectivos y permite hacer investigación de forma divertida.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*