Llamamiento frente al VIH, el sida y la discriminación

El Comité Antisida de Salamanca, Cáritas Diocesana y Cruz Roja conmemoran el Día Mundial de la Lucha contra esta enfermedad con diversas actividades y campañas de sensibilización

El 1 de diciembre es día elegido por la ONU para recordar en todo el mundo la lucha contra el sida, una jornada que permite visibilizar esta enfermedad y el virus que la causa (VIH), sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención y llamar la atención sobre la necesidad de superar el estigma y la discriminación que todavía sufren las personas afectadas.

Con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida, las organizaciones que trabajan en este ámbito en Salamanca han programado diferentes actividades para poner el foco sobre esta realidad y reclamar un compromiso más decidido en favor de la prevención, la detección precoz, el acceso generalizado de los pacientes a los tratamientos disponibles.

Así, el Comité Antisida de Salamanca ha instalado en la zona de La Alamedilla una carpa para informar a los ciudadanos sobre el VIH, el sida y las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y  distribuir material de prevención (preservativos masculinos y femeninos). En este punto, que permanecerá abierto hasta las siete de la tarde, también se repartirán folletos con información sobre la asociación, que también ha difundido un manifiesto bajo el título El gobierno no está preparado para dar respuesta al VIH. En él, las entidades civiles que luchan contra el sida reclaman a la sociedad y a los gobiernos central, autonómico y municipales “que no se demoren más en su respuesta”, y demandan “el acceso universal a la prueba para la detección precoz del VIH, al tratamiento preventivo del virus, a los antirretrovirales y a las nuevas terapias frente al virus de la hepatitis C para toda la población, incluyendo a los  inmigrantes en situación administrativa irregular y a la población privada de libertad”.

Mediante la implementación de estas demandas, continúa el manifiesto, “uniremos esfuerzos para conseguir la indetectabilidad del VIH” en los afectados, y “digamos alto y claro que indetectable es igual a intransmisible”, por lo que este objetivo “debe ser una prioridad tanto para las organizaciones que trabajamos en VIH como para las administraciones sanitarias”.

Casa Samuel de Cáritas

El mural pintado por los residentes de la Casa Samuel.

Por su parte, desde Cáritas Diocesana de Salamanca se recuerda que aunque la sociedad superó hace tiempo “los momentos de máximo pavor ante el sida, llegándose a una normalización impensable en los años más duros, el estigma y la discriminación continúan”. Por eso, la organización quiere incidir de forma especial en este aspecto, reclamando que la enfermedad deje de estar considerada como infecto-contagiosa para pasar a ser infecto-transmisible”.

Como recuerda la entidad, el VIH sólo se transmite por contacto con fluidos, y el hecho de que se mantenga la consideración de patología infecto-contagiosa hace que, por ejemplo, una persona portadora del virus (entre 130.000 y 160.000 en España) que se encuentre en buenas condiciones físicas y psíquicas no pueda acceder a determinados puestos en la administración pública (policía, guardia civil, militar, funcionario de prisiones…) o impide que las personas seropositivas accedan a recursos sociales como centros de día o residencias, entre otros servicios.

Otro aspecto esencial para Cáritas es recordar la importancia de un diagnóstico precoz, tanto para iniciar el tratamiento cuanto antes como para reducir los contagios. Y es que la falta de concienciación con respecto a este virus hace que, en muchos casos, los afectados no sepan que lo son y no se realicen las pruebas hasta que no pasa bastante tiempo.

Para dar respuesta a estas cuestiones y también a las necesidades de los afectados, Cáritas Diocesana desarrolla numerosas acciones de sensibilización, así como un programa de atención integral a personas que conviven con VIH-Sida que se dirige a todos los afectados que en algún momento precisan de ayuda externa para afrontar su situación personal, familiar o social, y especialmente a quienes se encuentran en situación de exclusión social o vulnerabilidad.

Un momento del último Círculo del Silencio de Cáritas.

De este modo, la entidad atiende de forma individualizada tanto a personas que residen en sus propios domicilios como a afectados sin hogar que precisan de un recurso específico, como es la casa de acogida Padre Samuel, que la organización diocesana abrió hace 23 años. En estas más de dos décadas, este hogar en el que los usuarios encuentran un espacio idóneo donde tener cubiertas las necesidades básicas e iniciar un proceso de recuperación personal ha acogido a un total de 161 personas.

En la actualidad, Casa Samuel cuenta con 21 residentes, de los cuales 12 son mujeres y nueve hombres, una circunstancia que se da por primera vez en la historia de este recurso. En este punto, desde Cáritas Diocesana de Salamanca se destaca que el número de solicitudes de mujeres ha aumentado considerablemente con respecto a años anteriores, y también el de personas sin VIH, pero en situación de exclusión social y con graves problemas de salud.

Campaña de Cruz Roja

Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, los residentes de Casa Samuel han realizado un mural en el que puede leerse Unamos las fuerzas, derribemos las barreras, que se colocó en el altar de la iglesia del Arrabal durante una celebración eucarística realizada con motivo de esta conmemoración. Además, Cáritas ha dedicado su Círculo de Silencio de noviembre a esta causa, acto que concluyó con la lectura de un contundente manifiesto en el que se reclamó el derecho a la salud para todos los afectados por VIH-Sida.

Otra de las organizaciones salmantinas que trabaja en este ámbito es Cruz Roja, desde donde se recuerda que a pesar de los logros conseguidos aún quedan retos pendientes. Por ello, ha puesto en marcha la campaña Objetivo Prevención ¡Abre tu enfoque!, con la finalidad de minimizar el impacto del VIH-sida a través de la promoción de conductas y actitudes saludables mediante acciones de información y sensibilización entre la población.

Así, en redes sociales se utilizarán los hashtags #abretuenfoque #objetivoprevencion y #RompiendoMitosCRJ y, además, desde Cruz Roja se apoyará la campaña lanzada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con el lema #transmiterespeto, que se centra en el derecho a la salud de las personas con VIH.

Cruz Roja atiende actualmente en Castilla y León a 351 personas a través del proyecto de atención integral a personas con VIH en situación de vulnerabilidad, cuyo objetivo es prestar apoyo social, psicológico y sanitario a los afectados para favorecer la adherencia al tratamiento, la permanencia en su entorno, la integración social, la reinserción laboral y la prevención de situaciones de crisis.

Por otro lado, la organización dispone de un Servicio Multicanal de Información y Prevención del VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) que gestiona más de 50.000 consultas directas anuales, y sus publicaciones alcanzan a más de un millón de personas.  Con motivo de la conmemoración del Día Mundial el servicio estrena nueva imagen para adaptarse aún más a los canales digitales en los que se desarrolla su actividad de prevención y asesoramiento:

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*