La revisión de la vista evitaría el 95% de los casos de pérdida de visión provocados por el glaucoma

A partir de los 40 años, un examen visual completo es imprescindible para preservar la vista del paciente

Contenido patrocinado

En la actualidad, el glaucoma es la segunda causa de ceguera irreversible en el mundo y se calcula que en 2020 habrá cerca de 80 millones de personas que padezca esta enfermedad. Sólo en España hay más de un millón de afectados, aunque la mitad lo desconocen. Desde ALAIN AFFLELOU insisten en la importancia de la revisión de la vista ya que, un diagnóstico temprano podría evitar hasta el 95% de los casos de pérdida de visión.

Para Elvira Jiménez, óptico-optometrista de ALAIN AFFLELOU y máster en investigación clínica, “la ceguera provocada por el glaucoma se puede prevenir en la mayoría de los casos y es, a partir de los 40 años, cuando un examen visual completo con periodicidad anual se hace imprescindible para poder descartar la patología y preservar la vista del paciente”.

¿QUÉ ES EL GLAUCOMA?

El glaucoma es una enfermedad ocular crónica que conlleva una pérdida de visión progresiva e irreversible. La enfermedad puede afectar a uno o a los dos ojos. En la mayoría de los tipos de glaucoma disminuye el drenaje del humor acuoso (fluido intraocular). Al acumularse este líquido se provoca un aumento de presión en el interior del ojo que daña al nervio óptico, llevando a la pérdida de la visión. Esta pérdida se provoca desde la periferia del campo visual ha­cia el centro, dando lugar a lo que se conoce como “visión en tubo”. Pero, como in­dican desde ALAIN AFFLELOU, “puede existir glaucoma sin que exista aumento de la presión intraocular, y aumento de la presión intraocular, sin que exista glaucoma”.

En la forma más común de glaucoma, el daño en el nervio óptico y por tanto, la pérdida de visión, se produce lentamente. Con frecuencia, no hay síntomas mo­lestos o dolorosos. En las variedades menos frecuentes de glaucoma los síntomas pueden ser más severos, e incluye los siguientes: visión borrosa, dolor de ojos y de cabeza, náuseas y vómitos, la aparición de halos color arco iris alrededor de las luces brillantes, pérdida repentina de la visión… Al aumento de la presión intraocular se suman otros factores de riesgo como la edad, la raza, antecedentes familiares o enfermedades como la diabetes, la hipertensión o los problemas cardiovasculares.

Ante cualquiera de estos síntomas lo mejor es acu­dir al especialista. “Los ópticos-optometristas en ALAIN AFFLELOU, como profesionales sanitarios de atención visual primaria, tenemos la capacidad de hacer las pruebas de medida de tensión ocular, un screening del campo visual, un fondo de ojo… Si con estas pruebas detectamos alguna anoma­lía derivamos al oftalmólogo para que ellos hagan pruebas más específicas y den al paciente un diag­nóstico y un tratamiento acorde a su caso particular. En cualquier caso, los pacientes de riesgo no deben descartar realizar un examen con su oftalmólogo al menos una vez cada 2 años”, indica Jiménez.

¿Hace cuánto que no te revisas la vista?

Acércate a tu óptica más cercana y benefíciate de UN EXAMEN VISUAL PREMIUM SIN COMPROMISO.

Te esperamos en C.C. Carrefour Salamanca, C.C. El Tormes, Calle Toro, 100 o pide ya tu CITA ONLINE en www.afflelou.es.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*