La epilepsia continúa siendo un estigma social que afecta a 3.300 salmantinos

La Asociación de Personas con Epilepsia de Castilla y León celebra en Salamanca la primera jornada dedicada a la intervención infantil con motivo del Día Nacional

ASPE celebra la primera jornada en Salamanca con motivo del Día Mundial de la Epilepsia. FOTO: DGRATIS Salamanca.
ASPE celebra la primera jornada en Salamanca con motivo del Día Mundial de la Epilepsia. FOTO: DGRATIS Salamanca.

“Ser epiléptico significa tener menos estatus social”, lamentó la doctora de Neuropediatría del Hospital Clínico de Salamanca, Aránzazu Hernández Fabián, en la primera jornada celebrada por la Asociación de Personas con Epilepsia de Castilla y León (ASPE) en Salamanca, este jueves, 24 de mayo. El tabú social rodea a las personas que padecen esta enfermedad del sistema nervioso. Además, la doctora indicó que “hace 20 años se consideraba a la epilepsia de tipo idiopático”, pues se desconocían la causas que podían originarla.

En Salamanca provincia, el número de afectados por epilepsia es de unos 3.300, más de 24.000 personas en Castilla y León. En el conjunto español, hay cerca de 700.000 personas y, cada año, se diagnostican entre 10.000 y 20.000 nuevos casos.

Con motivo del Día Nacional de la Epilepsia, la Asociación de Personas con Epilepsia de Castilla y León, impulsada por Aspace Salamanca, celebró una serie de actividades entre las que destaca la primera jornada que centraba la atención en la intervención en la etapa infantil y juvenil y por las que la doctora Aránzazu Hernández Fabián y Mª Dolores Plaza Martín, del ala de Pediatra de Atención Primaria; se encargaron de explicar la epilepsia en el ámbito sanitario.

Otra de las actividades que la fuente de la Puerta Zamora se iluminaría con el color naranja, representativo de esta enfermedad.

 “No debemos diagnosticar a la ligera”

Henández, durante su charla, explicó que se trata del trastorno menos frecuente de los paroxísticos y que “a los sanitarios les preocupa especialmente el diagnóstico”. “Por ello, hacemos tantas preguntas cuando tomamos contacto con las familias. No debemos diagnosticar a la ligera; primero, para no dañar más que la propia enfermedad con fármacos innecesarios y por la carga de estrés que debe asumir la familia“, reveló Hernández a los más 60 asistentes que acogió la jornada en el Centro Multiusos del Colegio de Médicos de Salamanca.

Además reveló que existen “pocos casos de trastornos paroxísticos”, que cifró en el 10% de los que la epilepsia supondría el 1%. Y, en cuanto a la epilepsia refractaria, situó que entre el 10 y el 25% no eran positivos. Y puso en valor de detectar y diagnosticar correctamente la enfermedad en los primeros años de vida puesto que “se trata de una patología crónica, con alteraciones bruscas por una actividad eléctrica anormal en el sensible e inmaduro cerebro” de los infantes.

La doctora alegó que la epilepsia afecta a todas las edades pero que el grueso se encuentra en la infancia y que existen unos 50 millones de personas e el mundo con este trastorno. En cuanto a los niños, aumenta el riesgo de mortandad prematura en un 2’5%. “Los niños son, también, más propensos a las crisis recurrentes”, aseveró. Y lamentó que siga existiendo una discriminación hacia estas personas. “Entre los niños no se hacen diferencias, las hacen los adultos hacia ellos y las familias siguen sintiendo culpabilidad y vergüenza”.

La jornada continuó con la intervención de Carmen Duque Amaro, asesora técnica de Programas Educativos de la Junta de Castilla y León, José María Durán Blanco, psicólogo educativo y sanitario y subdirector del colegio Montessori de Salamanca; que versaron sus ponencias en torno a los protocolos de actuación en los centros escolares.

Para finalizar, Demelsa Ovejero Suárez, Rocío Sánchez Sánchez y Mª Teresa Valverde Yuste, contaron sus experiencias; cerrando así la jornada.

El Día Nacional de Epilepsia se celebra en España desde el año 2006, con esta iniciativa de ASPE se pretende mejorar la imagen de esta enfermedad neurológica en la sociedad y clarificar falsos mitos que la acompañan. Tiene como objetivo darla a conocer y mostrar cuáles son las dificultades a las que se enfrentan los que conviven con ella.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*