‘¡Enciende la esperanza!’ contra el cáncer infantil

Edificios e instituciones se suman a la campaña de sensibilización que desarrolla PYFANO, que invita a los ciudadanos a sumarse a la acción simbólica

Un grupo de personas realiza un lazo dorado, el símbolo de la lucha contra el cáncer infantil.

La Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León (PYFANO) desarrolla este mes la campaña ¡Enciende la esperanza!, que busca dar visibilidad a los menores que padecen cáncer, la primera causa de muerte por enfermedad de 1 a 14 años.

Se trata de una iniciativa mundial impulsada desde Childhood Cancer International, que sitúa septiembre como el mes de sensibilización sobre el cáncer infantil. En nuestro país, la acción parte de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, de la que forman parte 21 asociaciones, entre ellas PYFANO.

En el marco de esta campaña, instituciones y monumentos de Salamanca y de todo el mundo colgarán lazos o iluminarán sus fachadas con el color que simboliza la lucha de los niños oncológicos y sus familias, el dorado, que estará especialmente presente en distintos edificios y enclaves de la capital salmantina -entre ellos, la fuente de la Puerta de Zamora o el complejo hospitalario- el día central de la campaña, el 22 de septiembre.

Además del llamamiento institucional, con ¡Enciende la Esperanza! se invita a todos los ciudadanos a sumarse a una acción en redes sociales que consiste en compartir fotografías del lazo dorado bajo el hashtag #EnciendeLaEsperanza. De este modo, Niños con Cáncer pone a disposición de todas las personas interesadas en colaborar unos tatuajes temporales del lazo dorado que podrán adquirirse a través de su web, para que puedan realizarse una fotografía con ellos y subirlas a la red.

Como recuerda PYFANO, cada tres minutos un niño es diagnosticado de cáncer en algún lugar del mundo. Según las estimaciones actuales, unos 250.000 menores son diagnosticados con una de las 16 formas de cáncer infantil, que son diferentes de las que afectan a los adultos. La ausencia de registros en la mayoría de países ha llevado a los investigadores a la conclusión de que este número está muy subestimado y que numerosos casos no se contabilizan.

En la actualidad, varios tipos de cáncer infantil son curables; sin embargo, en los países en desarrollo, tan sólo dos de cada diez niños o adolescentes sobreviven a la enfermedad, como resultado de la falta de acceso a medicamentos y tratamientos esenciales.

Mientras, en los países desarrollados, aunque ocho de cada diez afectados habrá sobrevivido a su cáncer después de cinco años o más, las investigaciones demuestran que dos tercios experimentarán los efectos secundarios de su tratamiento, y una cuarta parte de los supervivientes tendrá que hacer frente a consecuencias que ponen en riesgo su salud y su vida debido a su tratamiento.

La fachada del hospital de Salamanca luce el lazo de la campaña.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*