La asociación Ariadna de Salamanca cumple 25 años

El VI Encuentro de Familias de Personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) se ha celebrado en la capital del Tormes coincidiendo con el aniversario de la asociación, un colectivo que necesita ampliar sus instalaciones en Salamanca y que trabaja desde la especificidad con terapias adaptadas

Daniel de Vega, uno de los jóvenes que forman parte de Ariadna Salamanca.

Hace veinticinco años que la Asociación Ariadna de Salamanca fue fundada por tres familias de la provincia. Con motivo de esta efeméride, el pasado sábado, 21 de octubre, la capital del Tormes acogió el VI Encuentro de Familias de Personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) promovido por la Federación de Autismo de Castilla y León.

Este año, el lema es ‘Avanzamos juntos’ y, en la jornada, se dieron cita unas 200 personas que asistieron a las charlas de dos ponentes: Luis Simarro, doctor en Psicología y director de Desarrollo Profesional y Familias de ALEPH-TEA; y Pilar Pozo, profesora ayudante doctor en la Facultad de Psicología de la UNED. Bajo la atenta mirada de la presidenta de la Federación de Autismo Castilla y León, Simona Palacios, la inauguración corrió a cargo del alcalde del Salamanca, Alfonso Mañueco, el director general de Familia de la Junta, Pablo Rodríguez y el vocal de Ariadna Salamanca Víctor Jiménez.

El manejo de las conductas de las personas con TEA en el seno de la familia resulta fundamental para abordar las emociones en acciones cotidianas como ir a hacer la compra, pasear, tomar un café con amigos o ir de vacaciones. Conductas que pueden desbordar a las familias y que sin el apoyo de expertos en la materia no se tendrían las herramientas suficientes. Por ello, Luis Simarro aportó el enfoque conductual positivo en la jornada como psicólogo pero también como padre.

Por su parte, Pilar Pozo -también psicóloga y madre- explicó mecanismos para manejar mejor el estrés en las familias con la creación de un espacio donde desarrollar confianza desde las propias capacidades y fortalezas.

Mientras los padres acudían a las charlas, los hijos realizaban actividades de ocio, trabajaron la calma y colaboraron en un mural cooperativo con el programa de respiro en el centro educativo La Cañada de la asociación Ariadna Salamanca.

“El centro de día que posee la organización se nos está quedando pequeño”, alude Ana Arias, secretaria de Ariadna. “Y es fundamental para nosotros porque sus usuarios son de tiempo completo. Intentamos que estén todo lo que pueden en el centro escolar porque en el centro de día van a estar el resto de sus vidas”.

La inserción laboral para el desarrollo de una vida adulta independiente es uno de los objetivos a largo plazo y, para ello, estas personas ‘hacen prácticas’, colocando la ropa del centro de madres solteras en Santa Marta, ordenando productos hortícolas en una frutería, clasificando los libros devueltos en la biblioteca Torrente Ballester, montando la terraza de una cafetería en Vialia o realizando servicios de limpieza en la Facultad de Psicología.

MANUEL CIUDAD

Manuel Ciudad y Ana Arias.

Uno de los miembros de la Junta Directiva, Manuel Ciudad, comenta que su familia pasó por varias asociaciones hasta llegar a la actual. A su hijo Jesús, de 16 años, le diagnosticaron TEA a los 8, pero se aprecia “rápidamente”. “A partir del año empiezas a ver cosas que no son habituales, lo comparábamos con el hijo mayor y empezamos a movernos y, al año, el neurólogo nos dio un diagnóstico orientado a otros asociados al TEA como hiperactividad, déficit de atención o hipotonía del cuerpo”.

ANA ARIAS

Ana Arias, aparte de secretaria en la Asociación Ariadna, es madre de Daniel de Vega, un chico de 22 años y usuario del centro de día de la organización al que le diagnosticaron TEA a los cuatro años. “Lo notas por cosas raras, no sabes bien, pero intuyes”.

Su familia es miembro de Ariadna Salamanca desde 1998. “Es fundamental pertenecer a un colectivo porque te van a dar un apoyo incondicional. Aquí tenemos un equipo multidisciplinar, psicólogos, logopedas, pedagogos…”.

MÁS DIAGNÓSTICOS 

Según la Confederación de Autismo de España, no se sabe con seguridad el número de casos existentes, pero aluden a un aumento en los diagnósticos. Un caso de TEA por cada 100 nacimientos, según estudios europeos, y 1 de cada 88, según informes en EEUU.

SERVICIOS

Desde Ariadna se realizan valoraciones diagnósticas, atención temprana desde los tres años, colegio de educación especial, centro de día para adultos, trabajan para dar apoyos a los usuarios aunque no sea socios de Ariadna Salamanca y manejan terapias específicas para el autismo.

ESPECIFICIDAD

Desde la organización abogan “por una especificidad porque estas personas ven el mundo de una manera diferente, no tienen por qué hacerlo como una persona con discapacidad intelectual ni otro tipo de peculiaridades, enfermedades o trastornos”.

CARENCIAS

Aunque se reconocen avances en investigación y recursos, la Confederación de Autismo señala que “existen importantes vacíos en aspectos básicos como la detección precoz, la educación o el desarrollo de una vida adulta independiente”.

Contenidos relacionados

‘Lecciones’ de convivencia con el autismo

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*