Ariadna forma a los agentes de Policía

Expertos de la Asociación de Personas con Autismo de Salamanca Ariadna enseñan a la Policía Local a manejarse en situaciones con personas con TEA y les entregan material ‘de bolsillo’ como recordatorio

Un ejemplo de pictograma, una herramienta que facilita la comunicación con las personas con TEA.

La Policía Local de Salamanca recibirá en las próximas semanas un cuadernillo de explicaciones y material que los agentes podrán llevar consigo en el coche patrulla o en su uniforme para recordar cómo deben gestionar determinadas situaciones, como las que tienen que ver con personas con transtornos del espectro del autismo (TEA). La Asociación de Personas con Autismo de Salamanca, Ariadna, hará entrega a los agentes de estos recordatorios ‘de bolsillo’, aunque el pasado viernes, 2 de febrero, ya visitaron las dependencias de la Jefatura de Policía con tres misiones por bandera: informarles sobre qué es son los TEA, cómo funciona el aspecto cognitivo de los usuarios de la asociación y cómo se debe facilitar la relación e intervención con ellos.

Medio centenar de personas asistieron a la jornada que impartió la asociación Ariadna y se mostraron “muy interesadas y agradecidas”, según la psicóloga que tutorizó las explicaciones, María Ángeles Beltrán. La acogida de la Policía ha sido tal que “queremos agradecer su interés y colaboración para llevar a cabo este proyecto tan necesario para las personas con TEA”, asegura Beltrán.

Imagen de unos escolares realizando una actividad en el marco de uno de los proyectos de inserción que desarrolla Ariadna / ARCHIVO

El objetivo de la sesión no fue otro que sensibilizar acerca de las dificultades de las personas con TEA y dar a conocer algunas adaptaciones que faciliten el tratamiento y la relación con ellas. Según el presidente de la Asociación, Víctor Jiménez, “hay veces que a los transeúntes les parece que se trata de una situación violenta cuando observan a un niño en mitad de una crisis, y nada más lejos de la realidad, nuestra misión es informar de que existe una serie de técnicas. Los agentes son parte fundamental en la sociedad que pueden apoyar a los asistentes”.

“A veces, su intervención va a consistir solamente en alejar a curiosos y ayudar a los profesionales según sus indicaciones”, refuerza la psicóloga. “Lo ideal sería que todos los que nos encontremos con una situación de crisis en la que estén interviniendo los acompañantes, les hagamos caso y evitemos hacer corrillos, ya que podemos provocar que se sientan acorralados”.

Existen diferentes teorías que pretenden explicar el funcionamiento cognitivo de las personas con TEA y todas se basan en las dificultades que presentan para comprender el mundo que les rodea, identificar estados propios y ajenos, adaptarse a diferentes entornos y situaciones, percibir el peligro, tolerar esperas y ambientes desconocidos… “Todo esto puede provocar estados de elevada ansiedad y conductas desadaptadas en niños, en jóvenes o en adultos”, indica.

No es la primera vez que la asociación imparte talleres de formación, de hecho, ya ha realizado unos ocho cursos con diferentes áreas del Complejo Hospitalario. Tras la sesión del pasado viernes, José Manuel Fernández, jefe de la Policía Local, contactará con otros Cuerpos de Seguridad, como la Guardia Civil o la Policía Nacional, para invitarles a asistir a futuras formaciones que tienen previstas desde la asociación. De esta forma, “podremos ampliar el conocimiento y facilitar la relación e intervención con las personas con TEA”, afirma la psicóloga Beltrán.

El pictograma

La comunicación con niños o con adultos que presentan trastornos del espectro del autismo debe producirse de una forma diferente a la común. Según las diferentes características de las personas, algunas pueden tener afectada la comprensión oral o el habla; por tanto, existen varias técnicas de las que los agentes, personal de asistencia y expertos echan mano para conseguir una comunicación satisfactoria.

Una de estas técnicas es el pictograma, que proporciona un  apoyo visual para explicar a la persona con TEA lo que va a ocurrir o preguntarle qué le sucede. En las imágenes, se aprecian dos ejemplos de pictogramas que ilustran algunas situaciones. También existen signos, canciones, sonidos… que facilitan la comunicación.

Contenido relacionado

‘Lecciones’ de convivencia con el autismo

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*