Claves para que los hijos olviden los videojuegos esta Navidad

Conseguir que los más pequeños aprendan a valorar y a disfrutar de nuevas experiencias ayuda a combatir el aislamiento y la falta de ejercicio que conlleva el abuso de la tecnología

Tablets, móviles y videojuegos son los juguetes más demandados por los más pequeños de la casa cuando se acercan Papá Noel o los Reyes Magos. La tecnología ha hecho que pierdan las ganas de salir a la calle y de pasar más tiempo con los padres e incluso con otros niños, lo que hace que cada vez se aíslen más y practiquen menos ejercicio.

Una de las vías que existen para revertir esta tendencia es conseguir que los niños y niñas aprendan a valorar y a disfrutar de nuevas experiencias, más que de la última novedad tecnológica del mercado, para lo que es posible seguir una serie de pautas que también ayudarán a que la Navidad se celebre con hábitos más saludables y fomentando más tiempo en familia. En este contexto, el grupo Sprinter, dedicado a la distribución de moda, complementos y material deportivo, ofrece cuatro claves para afrontar el momento de los regalos navideños y despejar dudas frecuentes en muchos hogares:

1. Escribe con ellos la carta a los Reyes Magos

La carta a los Reyes Magos o a Papá Noel no es algo que deba tomarse a la ligera. Es importante guiar a los hijos para que valoren cada uno de los regalos. Es aconsejable hacerles elegir entre un regalo u otro, y no dejar que pidan todo el catálogo. De esta manera, aprenderán a priorizar, a renunciar a cosas y a elegir lo que realmente les gusta.

2. No más de tres regalos por niño

En términos generales, un niño recibe dos regalos por cada hogar, sin contar con los de la casa de los abuelos, los tíos y los primos. En total pueden juntarse con unos diez, de los cuales solo jugarán con dos por falta de tiempo y de interés. No es necesario que los Reyes Magos les dejen tantas cosas; es mejor hacerles tres que de verdad disfruten y cuando se cansen, regalarles otros nuevos. De esta forma, valorarán mucho más cada juguete.

3. Regálales tiempo juntos

La mayoría de los regalos que aparecen en los catálogos de juguetes pueden ser muy llamativos para los niños, pero una vez los tienen, suelen perder el interés rápidamente. ¿Lo mejor? Regálales tiempo en familia. En este sentido, una bicicleta, un patinete o un balón de fútbol son buenos ejemplos para que no solo disfruten e integren el deporte en su vida, sino que también compartan tiempo con amigos y familiares.

4. Ofréceles experiencias originales e inolvidables

Excursiones, noches de acampada y un poco de aventura son el tipo de regalo original que un niño no olvida, aunque no esté en el folleto de los juguetes.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*