Las necesidades de sangre no cierran por vacaciones

Una campaña recuerda que durante el verano también es necesaria la solidaridad de los donantes de sangre para garantizar la atención que requieren muchos pacientes

Un donante de sangre, en el proceso de extracción / Pixabay

Las vacaciones, el cambio de rutinas y la marcha de los universitarios tras el fin de curso son algunas de las razones que hacen que el verano no sea la mejor época para garantizar las reservas de sangre de los centros hospitalarios de Castilla y León, a pesar de que la actividad asistencial continúa en estos meses.

Un ejemplo. Durante 2016, la Hermandad de Donantes de Sangre de Salamanca contabilizó una media de 154 donaciones mensuales. En junio y julio se registraron 82 y 72, respectivamente, cifras significativamente más reducidas que las que se observaron en otros periodos del año, como las 258 de octubre y las 243 de noviembre.

Como recuerda la Administración autonómica, cada día se necesitan unas 400 unidades de sangre en la región para asegurar una adecuada atención en los procesos que requieren componentes sanguíneos, como tratamientos oncológicos, intervenciones quirúrgicas, traumatismos o muchas enfermedades crónicas, entre otros.

Es más, circunstancias como la mayor siniestralidad de tráfico o los festejos populares pueden hacer que la demanda de sangre y hemoderivados crezca en momentos concretos del verano.

Un momento de la presentación de la campaña ‘Abierto por vacaciones’.

Por eso, el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León (Chemcyl), en colaboración con las hermandades de donantes de sangre de la Comunidad, ha puesto en marcha una campaña bajo el lema Abierto por vacaciones, con el fin de concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de mantener las donaciones en la época estival para asegurar la actividad asistencial también en verano.

Para ello, el Chemcyl intensificará sus acciones de colecta, tanto en lo referido  a lugares, fechas y horarios, con especial incidencia en los centros hospitalarios de Sacyl y en municipios en los que la población aumenta durante el verano con la llegada de personas que pasan sus vacaciones en estas localidades o que las visitan para participar en citas festivas, sociales o deportivas.

Toda la información sobre las distintas convocatorias de colectas que se programen dentro de la iniciativa Abierto por vacaciones estará disponible en la web del Centro de Hemoterapia y Hemodonación y también se divulgará a través de los perfiles en redes sociales de la Consejería de Sanidad y del propio Chemcyl.

Entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2017, en Castilla y León se han contabilizado más de 43.067 donaciones de sangre, de las cuales 5.841 se han registrado en Salamanca, la tercera provincia de la Comunidad con mayor número de extracciones, por detrás de Valladolid (11.136) y Burgos (8.411).

¿Dónde puedo donar sangre en Salamanca?

-Punto fijo de colecta: Hospital Virgen de la Vega (paseo de San Vicente)

  • De lunes a viernes, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.
  • Primer y tercer sábado de cada mes, de 10:00 a 14:00 horas

-Puntos móviles de colecta en este enlace.

Requisitos para ser donante de sangre

La Hermandad de Donantes de Sangre de Salamanca ofrece algunas aclaraciones y recomendaciones para donar sangre:

– Tener entre 18 y 65 años. Si tienes más de 65 años, eres donante y te encuentras bien de salud, es posible que puedas seguir donando, consulta al médico.

– Pesar más de 50 kilos.

– Haber transcurrido 2 horas y media después de la comida de mediodía (tener la digestión hecha).

– Si acudes a donar por la mañana, recuerda que debes desayunar.

– Si estas tomando alguna medicación, consúltalo, hay muchos medicamentos que no te impiden donar.

– Consulta si has padecido enfermedades infecciosas importantes (hepatitis, brucelosis, malta, sífilis, paludismo…) o si has estado en contacto con ellas en los últimos cuatro meses.

– No haber sido intervenido quirúrgicamente en los últimos cuatro meses.

– Si te has puesto una vacuna, pregunta; muchas de ellas no te impiden donar.

– No tener anemia o tendencia a sangrar.

– Si padeces alguna enfermedad crónica, siempre consulta con el médico.

– No estar embarazada o no haber sufrido un aborto en los últimos seis meses.

– No haber donado sangre en los dos últimos meses, siempre que no superes el número de 4 donaciones (los hombres) y de 3 donaciones (las mujeres) al año.

– Y, sobre todo… Tener ganas de dar vida.

 

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*