No, no morirás jamás, porque la belleza nunca muere

La Foto de Carrascal

Venacio Blanco fotografía: Enrique Carrascal

Te acabas de marchar y tu obra se ha hecho aún más grande, Venancio Blanco. Tu legado material y sabiduría permanecerán en los rincones de las ciudades donde obraste y en el recuerdo de quienes te conocieron y se llevaron alguna porción de tus conocimientos. Como solías repetir,  “la naturaleza muere, pero la belleza se desprende de la muerte y da paso a otra belleza. La belleza nunca muere”.

Facebook: Enrique Carrascal

Twitter@escarrascal

Webwww.enriquecarrascal.com

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*