José María Regueiro: “Somos bastante escépticos con el plan de mejora del barrio de San Bernardo”

El presidente de la asociación ASANBER critica la "incongruencia" del Ayuntamiento, que hace meses negó a los vecinos lo que ahora anuncia

barrio de San Bernardo
Una de las calles del barrio de San Bernardo.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, acaba de anunciar el desarrollo de un “ambicioso plan” que permitirá remodelar, de aquí a 2019, “todas las calles, plazas y jardines interiores del barrio de San Bernardo”, una actuación con la que, según el máximo responsable municipal,  se cumplirá el compromiso de modernizar esta zona “para mejorar la calidad de vida de los vecinos”.

Ellos, sin embargo, no lo ven tan claro. Al menos es lo que reflejan las palabras de su representante, José María Regueiro, presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Bernardo (ASANBER), quien reconoce que son “bastante escépticos” con un proyecto que podría quedarse “en mucho humo, pero poco contenido”.

1,6 millones hasta 2019

Como apunta Regueiro, el plan, para cuya ejecución el Consistorio prevé un desembolso total de 1,6 millones de euros, contempla un presupuesto de algo más de 400.000 euros para este año, inversión que permitirá ajardinar las calles Tórtola, Gamo, Ciervo, Perdiz y Cisne. Pese a la satisfacción -en cuarentena- por una actuación que reclama desde hace años, el anuncio ha sorprendido a los miembros de la asociación, que hace meses vio cómo se rechazaba prácticamente la misma solicitud.

“No resulta comprensible la incongruencia del Ayuntamiento a la hora de tomar decisiones. ASANBER presentó una propuesta para que se ajardinaran las calles Tórtola, Gamo, Cisne y Garza con una partida en los Presupuestos Participativos. La respuesta recibida por parte del Ayuntamiento decía que se desestimaba la petición porque, según informes técnicos, esas calles no podían ajardinarse, ya que se trataba de viales con zahorra compactada. ¿Qué ha ocurrido para que, en tan corto periodo de tiempo, haya cambiado la situación y ahora ya sea posible ajardinar esas calles? ¿No será que nos quieren tomar el pelo una vez más y negar aquello que es más que evidente?”, se pregunta el colectivo vecinal.

Otra zona del barrio.

Para los representantes de los habitantes de este barrio salmantino, “no hay explicación posible para una conducta tan incongruente, que deniega lo que solicita la asociación para presentarlo como iniciativa propia a los pocos meses”.

José María Regueiro no duda de que la zona “se irá arreglando poco a poco”. Al menos, eso espera. Pero confirma que para creérselo de verdad será necesario “ir viendo partidas concretas y proyectos aprobados por los técnicos”.

La estación de autobuses

Lo cierto es que, como explica el presidente de ASANBER, los vecinos de San Bernardo están algo escarmentados con las promesas y los anuncios. Siguen esperando, por ejemplo, la ansiada reforma de la estación de autobuses, una instalación que consideran uno de los puntos neurálgicos del barrio. “¿Cuántas veces se va a actualizar el proyecto y se van a dar nuevos plazos”, plantea.

El último lo aportó hace unos días Salvador Cruz, procurador del PP en las Cortes regionales, quien admitió que la remodelación no se iniciará, por lo menos, hasta finales de 2017, por lo que para este año la Junta de Castilla y León ha presupuestado solo 825.000 de los 3 millones de euros que debe aportar al proyecto.

Tampoco confía mucho en que las obras previstas para la estación de autobuses respondan a una verdadera remodelación que modernice y ponga en valor esta importante infraestructura. “A los vecinos no se nos consulta para nada. Tememos que el proyecto se quede en muy poquita cosa -cubiertas, instalaciones eléctricas y de agua, suelos…- y se mantenga la estructura. Vamos, una reforma light, un lavado de cara, cuando nosotros pedíamos una mejora integral; incluso planteábamos un parking subterráneo aprovechando el solar que ahora se usa como aparcamiento”, indica. No se hacen demasiadas ilusiones.

Galería:

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*